Imagen de un incendio forestal en el norte de España

Gran noticia: Bajada brusca y casi de récord de los incendios forestales en España este 2020

La superfície quemada se ha reducido en más de un 30% en casi todo el país

Los incendios forestales  registrados en España  desde enero han caído un 31,15 % respecto al mismo periodo del año  anterior y las hectáreas quemadas  han bajado un 23,65% , debido a la climatología pero también al confinamiento y a la reducción de la movilidad derivada de la pandemia. Así queda el balance de la campaña  de verano  de incendios forestales  que ha elaborado el Ministerio  para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ('Miteco') con datos comprendidos entre el 1 de enero y el 15 de octubre pasados, que ponen de manifiesto que 2020 es, por ahora, el segundo mejor año  del último decenio en cuanto a número de siniestros tras 2018.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El subdirector de Política Forestal, Guillermo Fernández Centeno, y la jefa de servicio del Área de Defensa de Incendios Forestales, Elena Hernández Paredes, han sido los encargados de presentar este balance que, según han explicado, se ha elaborado con datos suministrados por las  comunidades autónomas, al ser las competentes en la materia.

Poco más de 7.000 incendios desde enero

Según los datos del informe, hasta el pasado 15 de octubre se han producido 7.158 incendios forestales frente a los 10.396 que se contabilizaron en 2019, de los cuales 4.750 han sido conatos (67%) y 2.408 incendios (33%), un 30% menos que la  media del último decenio, que se sitúa en 10.167 siniestros.

Además, entre el 1 de enero y el 15 de octubre de 2020  han ardido 62.904 hectáreas de superficie forestal  incluidas tanto la vegetación leñosa como herbácea frente a las 82.381 que se quemaron  en 2019, que hacen de 2020  el quinto año  del decenio en cuanto a superficie  dañada. Del análisis se desprende también que en lo que va de año  ha habido en España  17 grandes incendios forestales (GIF), es decir, aquellos que han afectado a más de 500 hectáreas, aunque el 70% de las veces quedaron en conatos y ardió menos de una hectárea de terreno.

En cuanto a la localización de los siniestros, la zona noroeste, que abarca las comunidades autónomas de Galicia, Asturias y Cantabria y las provincias de León y Zamora, presenta el 46,96% de superficie forestalquemada  y la zona Mediterránea cuenta con un 57,99% de superficie arbolada  afectada. El 46,77% de los siniestros se han producido en el Noroeste, un 34,56% en las Comunidades interiores, 17,76 % Mediterráneo y 0,91% Canarias, señala el informe.

Solo dos víctimas mortales y debido a un accidente de avioneta de extinción

Han informado asimismo de que en la campaña  que termina se han registrado cuatro víctimas mortales, dos de ellas ajenas a la extinción en los incendios  de Los Arcos (Navarra) y Castiblanco de los Arroyos (Sevilla) y las otras dos el comandante y el copiloto de una avioneta que intervino el pasado 8 de agosto en un incendio  en Lobios (Orense), en la frontera de Portugal.

Respecto a la intervención del 'Miteco', entre el 1 de junio y el 15 de octubre pasado ha participado en 1.410 ocasiones en 411 incendios forestales, lo que representa un 6% de los siniestros y el 48% de la superficie forestal afectada. En 218 ocasiones intervinieron las  Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF)  y entre ellas destacan las  de los incendios de Garafía (La Palma, Canarias) y Cabezuela del Valle (Cáceres y Extremadura).

Según ha explicado Guillermo Fernández, el Ministerio  mantiene de cara a la campaña  de invierno un dispositivo para labores preventivas y para prestar ayuda en cualquier zona del territorio nacional, a la vez que seguirá colaborando en programas como el 'RescEU', de la Comisión Europea, aunque durante esta campaña  no ha producido ninguna solicitud de ayuda de ningún país.

¿Cómo ha afectado la pandemia?

Para el subdirector de Política Forestal, la bajada en la cifra y la superficie quemada  este año  obedece a la calidad de los medios humanos y técnicos, a la coordinación ente el Ministerio  y las comunidades autónomas y también al impacto de la pandemia  que, ha afirmado, “no ha afectado a la operatividad del dispositivo”.

La responsable de Defensa de Incendios Forestales ha recordado, por su parte, la influencia positiva que ha tenido los confinamientos  en la bajada del número de siniestros pues “casi el 90% de las veces están relacionados con la actividad  humana”, ya sea intencionada o derivada de actitudes negligentes.

Ambos han indicado que existen zonas más problemáticas que otras en cuanto a riesgo de incendios debido a su orografía o las peculiaridades de su climatología  e incluso a ciertas prácticas agrícolas, pero han asegurado que se trabaja en materia de prevención y en el aspecto social para poder solucionarlo