El Gordo de la Lotería que viene en tiempos de coronavirus

La pandemia afecta sin remedio a una de las tradiciones más populares de la Navidad

Niño dándole a la palanca para sacar una bola del bombo
Niño dándole a la palanca para sacar una bola del bombo | TVE

Mucho se habla sobre los efectos que la pandemia provocada por el Covid-19 ha tenido sobre la hostelería. Sus efectos han sido devastadores y muchos propietarios han visto como la época estival ha sido desastrosa al no recibir el tan deseado turismo. Pero existe otro tipo de negocio que también ha sufrido los estragos de la crisis sanitaria.

Hablamos de las administraciones de lotería. Tal y como apuntan desde el periódico 'Las Provincias', con las navidades casi a la vuelta de la esquina, muchos de estos negocios han visto como las ventas de décimos han caído de manera considerable. Hacerse con un décimo durante las vacaciones era ya una de las costumbres más típicas de nuestro país, sin embargo, al no haber habido apenas movimiento, estos negocios han visto mermadas sus ventas.

Las caídas de las ventas han sido muy grandes. Sin ir más lejos, en Vigo han bajado un 70% y en Sevilla un 40%, un descenso que se puede apreciar a pie de calle donde las emblemáticas colas en la administración de loterías de Doña Manolita quedan muy lejos de lo que se apreciaba otros años, ahora apenas hay gente.

El cierre de los bares y las limitaciones en el aforo también han perjudicado a la venta de décimos. Pocos son los locales que han conseguido vender muchos y los estragos que la crisis sanitaria está provocando en la economía familiar tampoco ayuda a remontar el negocio. La población vive con miedo por un futuro laboral poco favorecedor y no hay ánimos para invertir en un sueño.

Pero con todo este panorama, las ilusiones todavía no están perdidas y los trabajadores de las administraciones de loterías siguen teniendo la esperanza y el deseo de seguir repartiendo suerte, aunque deban adaptarse a la nueva situación. Costará mucho sentir el espíritu navideño si no vemos en las noticias y en la calle colas de gente esperando obtener su pasaporte a una vida más desahogada, pero aún quedan meses para que la gente se anime y puede que, aunque de una forma diferente, vuelva la tradicional compra de décimos.

Por el momento ya se ha establecido que este año el habrá 172 millones de décimos. El próximo 22 de diciembre se repartirán nada más y nada menos que 2.408 millones de euros en premios, 28 millones más que el año anterior. Su repartición será la de siempre: el primer premio, conocido como 'El Gordo', con 400.000 euros al décimo, un segundo de  125.000 euros y un tercero de 50.000 euros al décimo.


Comentarios

envía el comentario