Foto de archivo de alumnos en un examen de selectividad

El Gobierno propone una vuelta al cole semipresencial para parte de los alumnos

El borrador del protocolo prevé la creación de ‘grupos burbuja’ para garantizar la continuidad del curso ante un positivo en infantiles

El plan del Gobierno para empezar el curso escolar sin sobresaltos es ir reduciendo la curva de los contagios, pero los últimos datos no son muy alentadores. Conscientes de que la vuelta al cole y al trabajo de muchos españoles puede agravar aún más la situación, se introducen algunas novedades en los protocolos de retorno a los centros educativos. 

La intención del ministerio de Educación es establecer una vuelta al cole semipresencial a partir del segundo ciclo de la ESO y de los llamados «grupos burbuja» en niveles inferiores, para frenar al máximo la transmisión en el mes de septiembre.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Según el borrador del protocolo, los estudiantes de tercero y cuarto de la ESO, más los dos cursos de bachillerato, alternarán las clases presenciales en el centro educativo con la formación a distancia desde sus casas. La medida afectará a alumnos de edades a partir de los 14 años, ya que pueden quedarse en casa solos sin sus padres. 

Esto favorecerá el aprendizaje telemático, que es una de las grandes apuestas de Educación para hacer compatible el estudio de los alumnos, considerado un derecho irrenunciable, y el control de la pandemia en España. 

En cuanto a la Educación Infantil y Primaria, el protocolo introduce la creación de los «grupos burbuja». Esto consiste en aislar las clases del resto de compañeros del centro para evitar la propagación del virus entre el alumnado y el personal educativo. Se pretende así asegurar la continuidad del curso escolar en caso de que haya un positivo. 

En concreto, esta estrategia consigue que si un alumno da positivo por coronavirus, sólo tienen que cumplir cuarentena los estudiantes de aquel grupo, pero el resto del centro educativa puede seguir con las clases.

Este es el plan del Gobierno para iniciar el curso escolar en el mes de septiembre. Ahora el borrador tiene que ser discutido y aprobado, y en todo caso, las medidas tendrán que ser sometidas al estudio de cada centro, a los que corresponde la responsabilidad de organizar la logística del curso en base a las mismas.

2.000 millones de euros

Ahora, Educación negocia con las comunidades estas medidas para que la vuelta a las aulas aunque solo quedan tres semanas para el arranque. El Gobierno habla también con asociaciones de padres y madres, y representantes de colegios concertados y privados. A finales de esta semana esperan tener el borrador aprobado. 

Una de las claves será conocer la ratio de alumnos por clase, ya que hay centros en los que no se puede mantener la cifra previa a la pandemia. Una solución es contratar más profesores para cubrir el desdoblamiento de las aulas, ya que habrá más clases con menos alumnos. El Gobierno ha previsto 2.000 millones de euros del fondo Covid para estas medidas.

Lo que es seguro, por ahora, es que en España el curso empezará en todos los lugares, incluso en las comunidades que ahora mismo están teniendo una mayor incidencia del Covid-19, y el protocolo es la herramienta para garantizarlo.

No estaba tan claro hace unos días, cuando la OMS recomendó no empezar las clases en aquellos lugares con una mayor incidencia del Covid-19. El propio Fernando Simón avisó hace unos días que la intención es empezar las clases en toda España, pero que si hay que tomar decisiones drásticas en función de la evolución de la epidemia, se hará.