Pupitres vacíos en una aula de una escuela en España

El Gobierno confirma una nueva asignatura en Bachillerato y en las Fuerzas Armadas

El Gobierno anuncia que declarará nulos los juicios del franquismo e ilegalizará la Fundación Francisco Franco en el marco de la nueva ley

El Gobierno actualizará los contenidos de la ESO y el Bachillerato en el marco de la ley de educación para introducir la Ley de Memoria Democrática anunciada este martes en rueda de prensa por la vicepresidenta, Carmen Calvo, que ha avanzado también la formación del profesorado para incluir estos contenidos como parte importante del programa.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática que consta de 66 artículos entre los que se encuentra la desaparición de fundaciones que hagan apología del franquismo y la creación de una Fiscalía de Memoria Democràtica y Derechos Humanos.

La vicepresidenta ha explicado que con esta ley se pretende dejar atrás la Memoria Histórica para entrar en un nuevo ámbito, el de la defensa de los derechos humanos con dos objetivos: la defensa y el conocimiento de nuestro pasado democrático.

En este sentido, una parte importante de la ley es la que hace referencia a la introducción de este conocimiento en el ámbito educativo, tanto en Bachiller como en las Fuerzas Armadas. Calvo ha defendido que es una ley con un registro pedagógico muy importante: «Nuestros jóvenes necesitan saber de dónde venimos». 

El Gobierno incorpora así las recomendaciones hechas por la ONU para garantizar el derecho a la verdad, la justicia y la reparación de la víctimas del franquismo. Como recordó el relato de las Naciones Unidas, Pablo de Greiff, algunos libros de texto se refieren a la guerra civil de una forma genérica y perpetúan la idea de una responsabilidad simétrica.

El otro gran objetivo de la ley, según la viceministra, es la reparación de la dignidad de los españoles que lucharon contra el fascismo y perdieron la vida. «Distinguimos en este punto quienes fueron objeto de juicios y sentencia que condujeron a su muerte, que consideramos nulos de pleno derecho», ha aclarado.

La ley reconoce también a quienes están sin identificar en fosas comunes con el dolor que ha provocado a sus familias. La vicepresidenta ha anunciado la instauración de dos fechas de homenaje. Por un lado, el 31 de octubre, día de la votación de la actual Constitución, para las víctimas del gole de estado, la dictadura, la represión y el exilio. Por otro lado, el 8 de mayo, para recordar la lucha de los antifascistas españoles.

Cambio en el Valle de los Caídos

Uno de los artículos contempla la creación de una Fiscalía de sala de memoria democrática en el Tribunal Supremo para coordinar el trabajo de justicia y reparación para las víctimas. Se creará un banco de ADN para identificar a los fallecidos y una serie de subvenciones con las que se podrían recuperar los restos de entre 20.000 y 25.000 víctimas en cinco años.

En otro apartado se establece la prohibición de las asociaciones que enaltezcan la figura del dictador y de todos los espacios donde se produzca el enaltecimiento de dictaduras. Carmen Calvo ha anunciado la ilegalización de la Fundación Francisco Franco.

Con la nueva ley, el Gobierno quiere convertir el Valle de los Caídos en un lugar de memoria y pedagogía democrática. Calvo también ha anunciado la eliminación de la fundación de los benedictinos y posiblemente la retirada de los títulos nobiliarios.

Por otro lado, la viceministra ha recordado que «esta es una ley con perspectiva de género. La desaparición de su nombre nos deja fuera de una historia como si no hubiéramos estado y contempla las maneras en las que fueron represaliadas por su condición de mujeres. También es un comité para recomponer la memoria de los gitanos y las gitanas». 


Comentarios