Pedro Sánchez durante una comparecencia de prensa en la Moncloa

El Gobierno aclara hasta qué fecha quiere prorrogar los ERTEs

Los agentes sociales dan por hecho que, en esta ocasión, la prórroga cubrirá más allá de cuatro meses

La semana que ha arrancado este lunes, 3 de mayo, es muy transcendental. Y no, no nos referimos a las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid, que se celebran este martes y que, sin duda alguna, van a copar la mayor parte de la actualidad política que se genere en España durante la semana. Hay otras materias en que va a ser especialmente relevante para millones de personas lo que ocurra en los próximos días: en este caso, en materia de Trabajo. Y es que esta semana debe resolverse la continuidad de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) más allá de este mes de mayo, cuando caduca su vigencia.

Los ERTEs, pendientes de la reunión convocada para este jueves

La reunión clave está programada para este jueves, 6 de mayo. La vicepresidenta tercera del ejecutivo y ministra de Trabajo y Economía Social ha convocado en la sede ministerial a los agentes sociales —patronales y sindicatos— con los que debe negociar la continuidad de esta figura que afecta a miles de trabajadores y de empresas. Durante toda la pandemia, han sido millones las corporaciones que han optado por este mecanismo dispuesto por el Gobierno: ERTEs por fuerza mayor que han permitido 'congelar' los puestos de trabajo y reducir notablemente los gastos para los empresarios, que han visto como las retribuciones a los empleados eran cubiertas por el Estado.

Lo cierto es que hay un cierto debate jurídico sobre la fecha en la que caduca la vigencia de los ERTEs por fuerza mayor. Mientras el Gobierno ha sostenido siempre en público que no caducan hasta el 31 de mayo, la Ley 3/2021 cambió hace unas semanas la fecha de fin de los ERTE y la adelantó al 9 de mayo de 2021, ya que la unió a la fecha de decaimiento del estado de alarma, que es este sábado. A raíz de dicha dicotomía, son muchos los afectados por ERTEs que han planteado sus dudas, pero esperan que este jueves se pueda llegar a un acuerdo que prorrogue esta herramienta, de forma que puedan respirar tranquilos. Ahora mismo hay casi 750.000 personas afectadas por un ERTE en España.

Hasta el 31 de diciembre de 2021, ¿con el mismo modelo o con nuevas condiciones?

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Y ahora, ¿qué es lo que va a ocurrir con los expedientes de regulación temporal de empleo? En la reunión del jueves quiere negociarse una prórroga de esta figura más allá de este mes de mayo. Lo habitual es que en estas reuniones se pactaran prolongaciones de la medida por periodos de unos cuatro meses, pero parece que en esta ocasión los planteamientos de la vicepresidenta tercera del ejecutivo y ministra de Trabajo y Economía Social van a ser diferentes. Según recoge 'El Economista' de fuentes procedentes de los agentes sociales, la prórroga que se podría poner sobre la mesa el jueves iría más allá de un periodo de cuatro meses, como las dos anteriores, y situaría la nueva fecha de caducidad de los ERTEs en el 31 de diciembre de 2021.

Mientras que la fecha de caducidad genera cierto consenso y podría contrar rápidamente con el acuerdo de las partes en la negociación, hay otras cuestiones que generan incerteza entre patronales y sindicatos. Hoy por hoy no tienen todavía ninguna información concreta sobre cuál va a ser la normativa por la que se rijan los ERTEs en esta nueva prórroga; es decir, si se va a conservar el modelo actual de funcionamiento o si va a producirse algún cambio. Tal y como apunta 'El Economista', no es tan solo que los agentes sociales tengan falta de información: es que en las declaraciones públicas de los distintos ministros en las últimas semanas ha habido palabras en sentidos contradictorios sobre este aspecto. 

Tal y como suele ocurrir en materia económica, el ala social y el ala estrictamente numérica del ejecutivo se enfrentan. Así pues, Yolanda Díaz, la vicepresidenta tercera del ejecutivo y ministra de Trabajo y Economía Social, defiende públicamente continuar con el modelo actual, aunque admite la modificación de pequeños detalles en la regulación de los ERTEs por fuerza mayor. Pero enfrente tiene a dos de sus compañeros de gabinete que presionan para conseguir modificar de forma sustancial los ERTEs tal y como los entendemos a día de hoy. Se trata de la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño; y del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Tanto Calviño como Escrivá creen que se debería establecer algún mecanismo para incentivar a las empresas a ir reincorporando de forma progresiva a sus trabajadores. Ambos ministros son conscientes de que más del 75% de los trabajadores que se encuentran en ERTE de fuerza mayor lo hacen en situación de ERTE total y no parcial, por lo que mantener sus retribuciones supone un abultado gasto para el Estado y buscan la forma de reducirlo progresivamente.