Sanitario con EPI en una residencia de ancianos

‘Aún podemos controlar la situación, pero se nos acaba el tiempo’

El físico Álex Arenas ha desarrollado un modelo matemático para predecir los rebrotes en España y habla de la situación actual

Durante el peor momento del Coronavirus fueron de mucha utilidad los modelos matemáticos para calcular la evolución de la pandemia y hacer previsiones de futuro. Uno de los modelos más precisos fue el que ideó Álex Arenas, doctor en física y profesor en ciencias de la computación de la Universitat Rovira y Virgili (URV).

Junto a la Universidad de Zaragoza, su grupo de investigación desarrolló un sistema que permitía predecir el riesgo de rebrotes de Coronavirus en España. El modelo sigue en marcha, y Arenas es ahora uno de los asesores de la Generalitat de Cataluña para el Covid.

Su análisis de la situación no deja lugar a dudas: en España aún quedan opciones para controlar la situación, pero si no se toman en serio los rebrotes y no se ponen medidas para frenarlos, la llegada de la segunda ola es cuestión de tiempo. La solución, dice, pasa por dar un vuelco a la situación: adelantarse al virus en lugar de actuar de forma reactiva.

Este físico ve como algo normal que, tras un paréntesis, volvamos a tener contagios, pero «lo preocupante y grave es si no tomamos este riesgo en serio ni somos capaces de frenar los rebrotes a tiempo». Cree que la situación aún es controlable, pero se nos acaba el tiempo y podemos ir a una situación delicada otra vez.

«Llegamos a creer que lo teníamos todo bastante controlado y actuamos tarde. Se ha visto que muchas regiones no se habían tomado en serio ni siquiera el trabajo de rastreo hasta que se ha visto que es fundamental para cortar las cadenas de contagio».

En su opinión, se ha reaccionado tarde en este sentido, ya que hacía tiempo que se veía la necesidad de montar un buen sistema de rastreo pero no se ha hecho hasta tener el problema delante. «Es la historia de la pandemia en España, siempre vamos tarde», dice este experto, que no entiende por qué si tenemos la información.

Álex Arenas, buena conocedor de la realidad catalana, celebra la llegada a la secretaria de Salud de Josep Maria Argimon, «un líder que entiende la epidemia, conoce lo que ocurre y ha puesto las pilas al sistema en poco tiempo». Su valoración es que en dos semanas han logrado dar un vuelco a la epidemia en esa comunidad.

Y se ha hecho poniendo todos los medios necesarios: «Hemos pasado de 200 a 900 rastreadores y ahora hemos pasado de rastrear contactos a ir a buscar al virus». Según explica, se dieron cuenta de que las cadenas de contagio se les escapaban y han ido a buscar al virus montando carpas en los barrios y pueblos más afectados para hacer PCR masivos.

El experto explica el sistema, consistente en dos fases. Una fase es la reactiva, de rastreo de contactos una vez que se fa un brote al acudir gente enferma a un centro de salud, y otra es la proactiva, con test masivos cuando el contagio se está generalizando y no se sabe dónde empieza la cadena. Ir a buscar el virus es fundamental, cuenta, para reducir los riesgos.

Aprender de los errores

De su experiencia saca una conclusión importante: «Si algo hemos aprendido estos meses es que en esta pandemia la única forma de ahorrar gastos y evitar desastres mayores es actuar rápido y con decisión. Si esperas a ver qué pasa da igual, vas a tener que terminar actuando pero con mayores costes económicos y sanitarios». 

Sobre la vuelta al colegio de los niños, tiene claro que los brotes escolares no se podrán evitar pero «podemos tener un plan para saber cómo actuar en cada momento y con todas las garantías». Mascarillas a partir de diez años, distancia social, salidas para los brotes, ventilación, son algunas de las soluciones que cita: «Tenemos que aprender de la experiencia».

Este experto forma parte del grupo de veinte científicos que ha pedido una evaluación externa e independiente de la gestión en España. Lo explica: «Creo que es muy necesario porque aprender de tus errores y mejorar es una forma absolutamente científica de actuar». 

Se pregunta por qué en España, uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, ha habido una cifras tan altas de Covid-19: «Entendemos que a todo el mundo le ha cogido por sorpresa, pero creemos que habría que ver qué hay que corregir en estos procesos para evitar otro golpe similar».