Peluche blanco de oveja

Fallece un padre tras explotar un producto en la fiesta previa al nacer su bebé

En las fiestas ‘gender reveal’ se utilizan aparatos pirotécnicos en los que cualquier fallo, por pequeño que sea, puede terminar en desastre

Varapalo a una familia de jóvenes que estaban a la espera de una de las noticias más bonitas de su vida, la llegada de su bebé. Precisamente, esta pareja, la protagonista de la historia, cuando descubre que está esperando un hijo comienzan sus nueve meses de ilusión más intensos, pero, sobre todo, de continuos planes.

Y es que es una realidad que la llegada de un hijo conlleva a que hay que organizar muchas cosas, y también pensar cómo se va a revelar la gran noticia a familiares y amigos. En este instante es donde comienza el conocido ‘marketing neonatal’, dirigido a atraer a esos futuros padres, sobre todo, primerizos.

Años atrás resultaba más sencillo el hecho de comunicar el género del pequeño o pequeña, o incluso a la hora de los bautizos en el que el regalo estrella eran los caramelos, ahora hay múltiples eventos en los que se puede tomar parte mientras se espera la llegada del nuevo miembro de la familia: estas, entre otras, serían las ‘ecografías emocionales’, los ya asentados ‘babyshowers’, el maquillaje en las barrigas de las mamás o las fiestas de ‘gender reveal’, dirigidas y organizadas con el objeto de descubrir el sexo del futuro bebé de una forma más original y lejos de la cotidianidad.

No te pierdas nuestra nueva página de Facebook con las mejores noticia de España. Pincha aquí y síguenos. ¡Te encantará!

En cualquier caso, unas fiestas muy originales y divertidas, aunque se ha demostrado que este tipo de fiestas pueden ser de lo más peligrosas. Un evento terrible para la pareja protagonista que desencadenó en unos incendios que asolaron California (Estados Unidos) el pasado verano, como desencadenante de estas fiestas.

Las principales consecuencias de estas fiestas son los dispositivos involucrados en la revelación del gran secreto, que suelen ser aparatos pirotécnicos que, si no se utilizan de forma correcta o si hay algún fallo en su mecanismo, la realidad de la fiesta puede ser bien distinta.

Lamentablemente, esa misma ha sido la causa del fallecimiento de Christopher Pekny, un estadounidense de solo 28 años que esperaba un hijo junto a su pareja, y que decidió construir él mismo un dispositivo para la ansiada fiesta ‘gender reveal’ que los dos preparaban. El dispositivo explotó, causando la muerte del hombre e hiriendo a su propio hermano de gravedad.

Tal y como informa el canal de noticias ‘NBC’, la policía acudió al domicilio del fallecido después de que varios vecinos fueran testigos de la explosión sucedida el pasado domingo al mediodía. Ya allí, se confirmó el fallecimiento de Pekny por culpa de un fallo en el aparato que estaba construyendo. El hombre se encontraba en esos momentos en compañía de su hermano Michael, que también resultó herido de gravedad en la pierna.

La realidad de estas fiestas ante la llegada de los bebés

Para este tipo de fiestas se utilizan aparatos pirotécnicos en los que cualquier fallo, por pequeño que sea, puede terminar en desastre.

Por el momento las investigaciones no han podido confirmar por qué explotó el dispositivo, aunque un portavoz declaró al diario ‘Times Herald-Record’ que en ningún caso se había construido el dispositivo con ‘propósitos malignos’. La policía sigue investigando lo ocurrido.

La realidad es que esta no es la primera víctima mortal en este tipo de fiestas, pues hace tan solo unas semanas, otro padre estadounidense fallecía por la explosión de uno de los típicos cañones que se usan para estos eventos, u otro estadounidense, aunque este no causó muerte, sino que fue herido después de que un petardo le golpease directamente en su entrepierna. Es la propia inventora del concepto del 'gender reveal', la 'influencer' estadounidense Jenna Karvunidis, la que se posiciona totalmente en contra de estas fiestas, y ha pedido en reiteradas ocasiones a los futuros padres que busquen maneras más seguras de celebrar la llegada de sus pequeños.