Montaje de Jorge Jesús Gavelán Izaguirre

Fallece Jorge, el profesor que dio clases hasta el último día pegado al oxígeno

La universidad contrató a un sustituto, pero él decidió volver a su puesto cuando se dio cuenta de que el otro maestro no estaba cumpliendo con sus funciones

Perú se ha vestido de luto. Jorge Jesús Gavelán Izaguirre, un profesor de 71 años al que el Covid-19 no le impidió que siguiera impartiendo sus lecciones de forma telemática, ha fallecido. 

El maestro daba clases en la Facultad de Ciencias Contables de la Universidad Mayor de San Marcos cuando el pasado mes de enero contrajo coronavirus, una enfermedad que se agravó porque sufría una patología cardíaca previa.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Tras el diagnóstico, el centro educativo decidió contratar a un sustituto para su materia, pero Jorge Jesús se dio cuenta de que el otro profesor no estaba cumpliendo con sus funciones como debería y decidió volver a su puesto de trabajo a pesar de que sus hijas le pidieron que descansara.

«Solo cuando le pusieron el marcapasos paralizó las clases. San Marcos colocó un profesor de reemplazo por un par de meses, pero mi papá se dio cuenta de que el profesor no había completado el sílabo ni pasado las notas de los alumnos al sistema. Entonces, regresó a dar las clases».

«Le dijimos, papá para, y nos dijo: 'No, yo quiero continuar'. Y continuó. Dictaba clases virtuales tres veces a la semana, a tres salones», ha explicado una de las hijas del fallecido a un medio peruano.

Para poder impartir las lecciones, el maestro peruano tuvo que adquirir un equipo de oxígeno que le ayudase a combatir la asfixia que sufría a consecuencia de la enfermedad. Empezó dando clases tres veces a la semana, una media de 6 horas diarias para las que necesitaba cuatro litros de oxígeno. 

«Fue muy fuerte, vio morir a gente todos los días»

Jorge Jesús consiguió realizarle el examen final a sus alumnos, pero tan solo unos días después empezó a sentirse mal. «De necesitar cuatro litros de oxígeno, de pronto pasó a nueve litros y tuvimos que llevarlo al hospital».

Allí le realizaron el test de antígenos y salió negativo. «Le tomaron una tomografía pulmonar y dijeron que tenía fibrosis y derrame pleural». 

«Mi papá nos pidió, por favor, que si la prueba salía positiva lo lleváramos a la casa porque él no quería volver al área de Covid. Cuando estuvo en la UCI fue muy fuerte y vio morir a gente todos los días».

A pesar de esto, el profesor tuvo que ingresar en la unidad de cuidados intensivos por la gravedad de su estado, donde finalmente falleció dos días después de realizar su último examen.

Gran conmoción entre sus alumnos

Jorge Jesús Gavelán Izaguirre llevaba más de 35 años impartiendo clases en la Universidad Nacional de San Marcos de Perú y su muerte ha causado gran conmoción entre sus alumnos, quienes le recuerdan con mucho cariño y como un apasionado de su trabajo.

«Fue un excelente docente, de los pocos que vivían su vocación. Priorizó nuestra educación sobre su salud, el legado que nos entregó será motivo para generar un gran cambio en el país», ha destacado Esteban Aguilar, uno de los alumnos de este maestro.

«He tenido el agrado de ser su delegado en dos oportunidades y he visto su gran interés por los alumnos. Se amanecía creando sus propias separatas, investigaba la teoría que nos daba, y siempre daba un día extra a la semana para explicar lo que no se entendía. Estoy muy agradecido por toda la disposición del profesor, y da un gran ejemplo de empeño y persistencia», ha señalado Kevin Carmona, otro estudiante al que Jorge Jesús le dio clases.

«Siempre admiré la vocación de servicio de quien en vida fue el profesor Jorge Gavelán. Es admirable que el profesor, a pesar de las limitaciones que nos pone la vida, siempre se le veía contento y dichoso al contemplar el resultado que dejó en sus alumnos».