Collage de Julián Beltrán, joven de 22 años desaparecido en España

41 días sin Julián, desaparecido en extrañas circunstancias en España

El joven de 22 años fue visto por última vez en una fiesta clandestina en Barcelona

El pasado 7 de enero de 2021 Julián Beltrán, un joven de 22 años, acudió junto a un amigo a una fiesta clandestina en un chalé de El Bruc Residencial, en Barcelona. Ese fue el lugar donde este chico colombiano fue visto por última vez. Han pasado 41 días desde que se celebró la fiesta y desde entonces nada se ha sabido de él.  

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para tratar de encontrarle y aunque han realizado un exhaustivo rastreo por la zona donde se habría producido la desaparición, no se ha encontrado ningún indicio sobre el posible lugar en el que pueda hallarse. 

Testimonios contradictorios

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Según han explicado los testigos de la fiesta, Julián abandonó el chalé durante la madrugada. Lo hizo solo y en dirección hacia la montaña de Montserrat, pero a la mañana siguiente nadie volvió a saber de él. 

«Algunos dicen que lo vieron irse para la montaña y otros dicen que se fueron a dormir y que, cuando despertaron, Julián ya no estaba», ha señalado Liliana Rivera, la madre del joven, a 'Nius'.

La mujer ha asegurado que entre las versiones de los amigos de su hijo hay muchas contradicciones y que la desaparición de Julián Beltrán se produjo en «extrañas circunstancias». 

«Resulta raro que con el frío que hacía se fuera del chalé sin la chaqueta y que se marchara caminando con esa temperatura. Lleva 41 días desaparecido y ni siquiera hemos encontrado su cuerpo», ha lamentado Liliana Rivera.

Tan solo unas horas más tarde de la desaparición de Julián, el 8 de enero, se celebró otra fiesta. Allí una joven coincidió con algunas personas que acudieron al chalé de El Bruc y le hablaron de Julián. «Le dijeron que no busque más, que él se fue a hacer un viaje astral y que ya está muerto».

Liliana Rivera se ha puesto en contacto con Daniela y aunque ella está «dispuesta a denunciar ante un tribunal lo que ha dicho», también tiene miedo porque «la tienen amenazada porque esas declaraciones no debieron salir a la luz».

«Las esperanzas se desvanecen»

Julián Beltrán residía solo en Barcelona desde que dejó atrás su país natal en 2018. Su familia seguía en Colombia, pero mantenía contacto de forma diaria con ellos. «Hablábamos todos los días con él. Yo le escribí, le llegaron los mensajes, pero nunca respondió. La última vez que hablé con mi hijo fue el 6 de enero». 

El teléfono del joven de 22 años estuvo en marcha hasta las 15:02 horas del 7 de enero. A partir de ese momento el aparato dejó de tener señal y eso hizo despertar todas las alarmas.

Fue entonces cuando alertaron de la desaparición del joven y la Asociación SOS Desaparecidos difundió la noticia a través de las redes sociales. Su familia puso la denuncia el 12 de enero y desde entonces los Mossos d'Esquadra mantienen una investigación abierta para tratar de dar con el paradero de Julián Beltrán.

Los agentes incluso iniciaron una búsqueda con la ayuda de helicópteros y unidades caninas, pero al no encontrar ningún indicio que pudiera ayudar a localizar al joven, detuvieron el rastreo. 

«Es devastador. Tenemos rabia, dolor, incertidumbre. Las esperanzas se desvanecen», ha asegurado César Beltrán, el padre de Julián, a un medio colombiano. «No sabemos si los testimonios que han dado son ciertos o no».

A pesar de que las autoridades continúan con la investigación abierta, Liliana Rivera, quien se ha trasladado hasta Barcelona para seguir con la búsqueda de su hijo, ha creado una página en Facebook a través de la cual ha pedido la colaboración ciudadana para tratar de dar con el paradero del joven de 22 años.