Collage de fotos de un estudiante fallecido

Fallece un estudiante de 18 años electrocutado mientras estaba en clase

El joven se encontraba en un taller de electrónica

Un alumno de tan solo 18 años ha fallecido en un colegio de Chile tras recibir una descarga eléctrica mientras estaba en clase. 

Tal y como han explicado desde el medio chileno 'Mega Noticias', el joven ha sido identificado como Byron Díaz Barraza y acababa de volver a la escuela después de haber pasado varios meses realizando sus estudios de forma telemática por culpa de la crisis sanitaria. 

El terrible suceso tuvo lugar el pasado lunes 23 de noviembre en la comuna de Puente Alto, Región Metropolitana, mientras el alumno de cuarto medio del Liceo Industrial Las Nieves se encontraba en un taller para el que debían manipular elementos electrónicos.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Según ha informado la Policía de Investigaciones, tras el incidente Byron fue trasladado al Hospital Sótero del Río, donde finalmente falleció producto del fallo cardíaco que le provocó la electrocución. 

La familia ha demandado al colegio que asuma la responsabilidad de la defunción de Byron

La madre del joven, Karen Barraza, ha denunciado que la muerte de su hijo ha sido una negligencia del centro educativo y han demandado que asuman la responsabilidad de la defunción.

«Queremos saber qué fue lo que le pasó realmente a nuestro hijo. Quiero saber cuánto se demoraron en hacer todas las acciones para seguir un protocolo».

«A lo mejor podrían haber actuado por iniciativa propia: haber tomado a mi hijo en un auto y llevarlo al hospital, no esperar una ambulancia durante media hora». 

«Mi hijo estaría vivo, estaría aquí con nosotros. Él se fue feliz y ellos me lo entregaron muerto. No lo podré ver más, solo en una foto. Nos quitaron parte de nuestra familia, nos arrebataron a mi hijo por las negligencias».

Además, ha querido destacar que este curso no debían realizar ninguna clase práctica. Llevaban varios meses realizando las clases en línea con motivo de la epidemia de coronavirus y, por esta razón, el centro les había comunicado que, por el momento, las lecciones serían teóricas. 

«Este año no tuvieron ninguna clase práctica, se supone que ahora iban a ser teóricas, no tirarlos a los leones con maquinarias. Estuvieron nueve meses fuera del colegio y al tiro los dejaron con máquinas». 

Por esta razón, Karen ha señalado que tomará medidas legales contra el colegio de Byron. «Es mi hijo, me lo entregaron muerto y no actuaron como papás. Incluso si no lo fueran, una persona actúa por coherencia, lógica, cómo lo van a dejar morir».

«El director me dijo que llamaron a muchas ambulancias y que la enfermera se consiguió una con su yerno en el hospital, por eso llegó. Yo me pregunto: ¿y si la enfermera no hubiese tenido el contacto? Mi hijo se muere en el colegio». 

Compañeros y apoderados denuncian negligencias en el centro escolar

Los compañeros de Byron Díaz Barraza han quedado impactados con el fallecimiento del joven. El pasado lunes por la noche, cerca de 40 apoderados se consagraron en las puertas del Liceo Industrial Las nieves para velar por él.

«Como comunidad escolar, te despedimos. Compañeros, apoderados, profesores, alumnos excompañeros de colegio», se puede leer en el cartel que acompañaba el momento. 

Allí fueron varias las personas que también denunciaron otras negligencias por parte del centro educativo. «Las máquinas no estaban en buen estado. Los niños no debieron haber vuelto a clases, con lo de la pandemia una no está segura si hicieron o no mantención», destacó una chica. 

«Hay preocupación e indignación por todo lo que está ocurriendo. Da para pensar cuáles fueron las medidas que ellos utilizaron para la vuelta a clases», dijo otra.

Un equipo especializado de la Policía Civil desarrolló las pericias en el lugar donde tuvo lugar el incidente para poder investigar qué fue lo que le sucedió a Byron y la presunta responsabilidad del centro escolar.