Imagen de archivo de unas mascarilla tendidas

No lo estás haciendo bien: Los errores que cometes con la mascarilla al llegar a casa

Los expertos recomiendan no dejar todas las mascarillas de una misma unidad familiar en el mismo sitio

Aunque se ha demostrado como el método más eficaz para evitar el contagio, desde el inicio los expertos avisan: no se trata sólo de llevar la mascarilla, sinó también de saber utilizarla. Esto se hace extensible al momento en el que llegamos a casa, ya que al tratarse de un material textil supone un vehículo de transmisión del virus.

Los expertos advierten que llegar a casa y dejar la mascarilla tirada en cualquier lado es uno de los errores más graves que se puede cometer. Alain Ulceda, dirctor de la empresa española lamasQ de distribución de mascarillas, es tajante en el asunto: «apoyarla en una superficie sin saber quién ha tocado ahí o si está completamente limpia, puede hacer que se contamine».

Aconseja no dejar todas las mascarillas de los miembros de la familia en el mismo sitio. Se hace, dice, para tenerlas todas controladas, pero es un error: «favorece la contaminación de unas personas a otras» dentro de una misma unidad familiar.

Su recomendación es no apoyar la mascarilla en su parte interna, por la que respiramos, ya que es la vía directa de entrada del virus a través de boca y nariz. «Es mucho más seguro quitársela por las gomas que sujetan la mascarilla a las orejas, doblarla por la parte externa y meterla en una bolsa, saquito, estuche, sobre de papel o caja transpirable».

Nunca hay que meterla en algo hermético porque puede generar un cultivo del virus, afirma. Y aconseja, en todo caso, colocarla en algún sitio de la casa de poco tránsito, separadas unas de las otras entre los miembros de la unidad familiar.

En el caso de las mascarillas reutilizables, lo primero que hay que hacer al llegar a casa es lavarse las manos y tras quitársela por las gomas hay que asegurarse de que la mascarilla toca el mismo lado el sobre de papel, bolsita o estuche. Es el consejo de Betsaida Ajtujal, médico de familia, que aconseja que al acabar su uso hay que tirarla a la basura junto con el sobre.

Qué hacer con las visitas

Otro especialista, Vicente Soriano, profesor del Área de Ciencias de la Salud de la Universidad Internacional de la Rioja, recomienda dejar la mascarilla siempre en el mismo lugar, «por ejemplo en el cajón del recibido de la entrada de la casa». También es partidario de evitar que todas las mascarillas de una misma familia estén juntas.

Considera que el lavado frecuente de la mascarillas reutilizables es muy importante para reducir el riesgo de contagio del Coronavirus y otros tipos de bacterias que proliferan con el calor y que son perjudiciales para la salud. 

Si llega una visita a casa, Soriano recomienda ventilar bien la casa abriendo las ventanas e invitar a amigos o familiares a guardar su mascarilla en su propio bolsillo, o bien que la coloquen sobre una mesita en la entrada de casa sin tocarla hasta que se marchen.

Utilizar una bolsita de tela o un sobre de papel es una solución muy aconsejable a la hora de salir a la calle, por ejemplo la estar en un restaurante, un bar o una terraza. En su opinión, es muy común dejar la mascarilla encima de la mesa o colgada en la silla, y eso aumenta el riesgo de contagio. Lo mismo que cuando una mujer la mete en el bolso y entra en contacto con otros utensilios. Siempre es recomendable llevar una bolsa o un sobre.