Personas en la playa durante la nueva normalidad en España

Nuevo jarro de agua fría: Las vacaciones del año que viene, en peligro

La inseguridad por las restricciones está haciendo que muchos turistas descarten las vacaciones de verano y Navidad de 2021

Tras un verano horrible ya lo podemos decir: la temporada ha sido un desastre para el sector turístico. Después de una pequeña oleada de optimismo en el mes de junio por la mejora de la situación epidemiológica en España y la apertura de las fronteras, la llegada de los rebrotes y las restricciones de otros países hundieron el turismo de verano en nuestro país.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Aunque la temporada está ya perdida, el sector turístico trata de mirar al futuro con optimismo: si llegan las prometidas ayudas del Gobierno y una vacuna que permita recuperar la vieja normalidad, el verano que viene el sector podría experimentar una notable mejoría.

Sin embargo, los primeros augurios de los expertos en viajes no son todo lo halagüeños que cabría esperar. En Reino Unido, la prensa se hace eco de las previsiones del prestigioso periodista de viajes Eoghan Corry, que advierte que en 2021 las agencias se van a llevar una nueva decepción ante el desolador panorama que dejan las sucesivas olas de contagios. 

Según esta previsión, con el incremento imparable de casos de contagios y fallecimientos por coronavirus en Reino Unido y la petición del Gobierno de que los británicos no abandonen el país si no es estrictamente necesario, la cosa se puede complicar. Según las nuevas medidas, los ingleses no pueden abandonar sus casas excepto para trabajar o para ir al colegio.

Y aún menos el país. No hay que olvidar que el Reino Unido es uno de los principales países emisores de turismo a España, y las restricciones impuestas en verano para los turistas británicos fue una de las principales causas de las enormes pérdidas del sector. Si la evolución no mejora, la temporada veraniega de 2021 está en serio peligro.

En clave interna, el experto en viajes Eoghan Corry ha advertido a los británicos que el año que viene la situación turística puede ser incluso peor. Si este año, el país ha podido salvar más o menos la situación para aquellos turistas que entraron o salieron del país, esto podría no suceder el año que viene.

El prestigioso periodista de viajes, que trabaja para la publicación británica Travel Extra, avisa que «cabe esperar que las fronteras estén abiertas completamente, sin cuarentenas para otros países, en mayo del año que viene. Pero lo que estoy escuchando en el sector es que muchas personas están descartando las vacaciones de verano de 2021».

Según las informaciones que recibe el periodista, las oficinas de turismo están recibiendo cada vez más cancelaciones para el verano que viene. «Esto no quiere decir que no habrá actividad veraniego, sino que no existirán suficientes señales para volver a ponerlo todo en marcha para verano de 2021».

Los peligros de viajar en 2021

Por las informaciones que le llegan, Eoghan se atreve a decir que todo el 2021 será un fracaso para el sector. Y no solo para verano. Según afirma, «por lo que estamos viendo para que las Navidades de 2021 serán descartadas». Además, asegura que las aerolíneas planean operar un cuarto y un tercio de su frecuencia habitual el próximo verano.

«Los viajeros incondicionales seguirán viajando, pero si todavía existen restricciones y siguen las cuarentenas impuestas a los que vuelven a casa, los trabajadores tradicionales que no pueden permitirse dos semanas sin trabajar no viajarán», ha dicho Eoghan, conscientes de que las restricciones pueden no haber decaído el año que viene.

Además, subraya que hay que tener en cuenta otro riesgo para los turistas, y es la posibilidad de que el país al que van a se vea sometido a confinamiento de repente y sin previo aviso. Su previsión es que «tal y como está la cosa, parece que toda Europa está entrando y saliendo del confinamiento durante los meses que vienen». 

«Si tu destino de vacaciones cae en un confinamiento, corres el riesgo como turista de no poder tomar un vuelo rápido debido a la reducción de vuelos de las aerolíneas», advierte. Esto crea un clima de inseguridad que hace que muchos turistas que normalmente viajan, muchos de ellos a España, descarten hacerlo el año que viene.