Una trabajodora de un hospital con instrumental médico en la mano

El trastorno que afecta uno de cada cinco pacientes de Covid: 'El riesgo es real'

Las secuelas del coronavirus no solo son físicas. Así lo demuestra un estudio publicado por 'The Lancet Psychiatry'

¿Sabías qué uno de cada cinco supervivientes de covid-19 desarrolla una enfermedad mental? Ahora resulta que las secuelas del coronavirus, la enfermedad que lleva casi un año acompañando nuestras vidas, no son solo físicas. Esto está yendo mucho más allá. Y es que existe la posibilidad de desarrollar otras enfermedades, esta vez, mentales.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Un estudio publicado por la revista 'The Lancet Psychiatry' afirma que uno de cada cinco pacientes que superan la enfermedad desarrollan algún tipo de trastorno mental en un periodo superior o igual a 90 días.

Detectados niveles altos de demencia y daño cerebral post-covid

Algunos de los trastornos que se mencionan en esta investigación son la ansiedad, la depresión y, hasta, el insomnio. Son los más comunes diagnosticados entre los supervivientes de Covid-19, pero los investigadores, liderados por el profesor de psiquiatría de la Universidad de Oxford, Paul Harrison, también han detectado niveles significativamente altos de demencia y daño cerebral.

«Había preocupación por el hecho de que los supervivientes del Covid-19 tuvieran un riesgo más alto de sufrir problemas de salud mental. Nuestro estudio demuestra que el riesgo es real», ha señalado Harrison, que anima a médicos y científicos a investigar las causas de este fenómeno y a buscar nuevos tratamientos para los trastornos mentales post-covid. «Los servicios sanitarios necesitan estar a punto para suministrar estos cuidados», ha explicado para la revista

El estudio ha analizado los expedientes sanitarios de 69 millones de personas de EEUU, entre ellos más de 62.000 casos de Covid-19. Y ha concluido que en los tres primeros meses tras dar positivo de la enfermedad, 1 de cada 5 supervivientes fue diagnosticado de ansiedad, depresión o insomnio. En todos los casos, era la primera vez que estas personas sufrían estos trastornos. Estas cifras, subraya el estudio, son el doble de las registradas en otros grupos de individuos analizados.

Más probabilidades de sufrir Covid-19 si existe un trastorno mental previo

Otro hallazgo muy importante del estudio, y en el que ha querido profundizar Paul Harrison, es que las personas que ya padecen previamente algún tipo de trastorno o enfermedad mental, tienen un 65% más de probabilidades de sufrir Covid-19 que el resto de la población, que no padece de enfermedades mentales.

Como bien explica 'El Periódico', expertos en salud mental no implicados en este trabajo han señalado que el estudio mencionado en este artículo, publicado por la revista 'The Lancet Psychiatry' y dirigido por el profesor de psiquiatría de la Universidad de Oxford, Paul Harrison, aporta nuevas evidencias de que el covid-19 puede afectar al cerebro y a la mente e incrementar el riesgo de enfermedades mentales.

Michael Bloomfield, psiquiatra en la University College London, ha querido aportar su punto de vista sobre el análisis y ha afirmado: «probablemente esto se debe a una combinación de factores psicológicos asociados con la pandemia y con los efectos físicos de la enfermedad».

El covid afecta el sistema nervioso central y eso aumenta los desórdenes

Simon Wessely, profesor de Psiquiatría en el King’s College de Londres, ha hablado también para la revista 'The Lancet Psychiatry' y ha destacado que el hecho de que las personas con trastornos mentales tengan más riesgo de sufrir covid-19 hace pensar en descubrimientos similares relacionados con otras pandemias. «El covid afecta el sistema nervioso central y eso podría aumentar desórdenes relacionados. Este estudio confirma que no lo sabemos todo y que el riesgo crece si hay enfermedades mentales previas», ha argumentado.

Por supuesto, nos enfrentamos a un inmenso descubrimiento y avance científico que, probablemente, desemboque en nuevas vías de estudio enfocadas al Covid-19, la mente humana y sus correspondientes trastornos. Cada vez estamos más cerca de descubrir con pelos y señales a qué enfermedad nos enfrentamos.