Foto de la embarazada herida en el bombardeo ruso al hospital infantil de Mariupol

La alerta de Estados Unidos que puede cambiar para mal la guerra en Ucrania

Rusia habría pedido apoyo militar a China

La guerra en Ucrania se recrudece por momentos. Los ataques de Rusia no cesan y en las últimas horas se han conocido más detalles sobre los planes de Putin. Habría solicitado ayuda militar a China para continuar con la invasión.

Estados Unidos confirmó este lunes que Pekín estaría dispuesto a prestar dicha colaboración. Este gesto ha hecho encender todas las alarmas. El país norteamericano ya ha puesto en conocimiento de los aliados las intenciones del gigante asiático.

Fue una de las conclusiones que se extrajeron del encuentro entre delegaciones de Washington y Pekín en Roma. China ha tratado de mantenerse neutral en esta guerra, aunque en ningún momento condenó los bombardeos ni la invasión. Apostaba por mantener un diálogo y alcanzar un acuerdo, pero siempre desde un discreto segundo plano.

En la reunión entre las dos potencias hubo una "una discusión sustancial" sobre el conflicto en Ucrania. Abordaron la "importancia de mantener abiertas las líneas de comunicación" entre ambos países, desvelaron fuentes de la Casa Blanca.

Se trató de una cumbre de alto nivel. Participaron el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos y el director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores de China. Dicho encuentro se produjo solo unas horas después de que trascendiesen los planes de Rusia.

Foto de una casa destruida por un bombardeo
La guerra ha provocado miles de muertes en Ucrania y dos millones de refugiados. | Canva

Funcionarios estadounidenses filtraron que habían solicitado colaboración militar a China. Sobre todo ante la escasez de ciertas armas. Tanto el portavoz de Putin, Dmitri Peskov, como la embajada china en Roma negaron este hecho.

Acusaron a Joe Biden de "difundir informaciones falsas" respecto al conflicto en el este de Europa. Explican que la "posición de China sobre la cuestión ucraniana es coherente y clara. Siempre hemos desarrollado un papel constructivo apoyando la paz y promoviendo las negociaciones".

En su cuenta de Twitter agregan que el "deber más importante en este momento es ejercer la moderación y reducir las tensiones". Todo ello en lugar de "añadir gasolina al fuego, para promover una solución diplomática".

En Estados Unidos tratan de presionar a China para que no se involucre en esta guerra. Los norteamericanos ya advirtieron que habría "consecuencias" en el caso de que se aliaran con los rusos. No quieren que ningún país ejerza de "salvavidas" para Putin.

El gigante asiático insiste en que no habría recibido ningún tipo de petición y tacha de "desinformación" esas noticias. La CNI aseguró que reclamaron el envío de drones militares para usar en Ucrania.

Vladímir Putin mirando a cámara y muy serio
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, habría pedido ayuda a China. | GTRES

China ha jugado en todo momento con la ambigüedad, situándose en terreno de nadie. Eso sí, aseguran que deben tenerse en cuenta las "demandas de seguridad legítimas" planteadas por Putin. Incluso se llegaron a ofrecer como intermediarios en este conflicto, aunque sin aclarar cómo lo harían.

La guerra también tiene lugar en los despachos

En esta guerra también entran en escena las dos principales potencias del mundo, como son Estados Unidos y China. Estos últimos se oponen frontalmente a las sanciones a Moscú aprobadas por la UE, Japón y Estados Unidos, entre otros países. Entienden que "dañan la recuperación de la economía global" después de la pandemia del coronavirus.

▶️ Un Policía Nacional narra su huida de la guerra de Ucrania: Desgarrador

En la Casa Blanca existe una gran preocupación por todo lo que está por llegar. Hace apenas cuatro días, Joe Biden advirtió que un enfrentamiento directo con Rusia originaría "una tercera guerra mundial".

Hay motivos para que sospechen de China. Rechazan calificar lo que ocurre en Ucrania como una "invasión" o una "guerra". Siempre se refieren a los ataques rusos como "conflicto" o "crisis". 

China es el segundo país que más invierte en Defensa en el mundo por detrás de los estadounidenses. El gasto militar asciende a unos 200 000 millones de euros. Cuenta con equipos de última generación que podrían ser muy útiles a Rusia en esta guerra, como drones y munición.