Imagen de una calle de Córdoba

Lo peor, aún por llegar: La gravísima situación a la que se enfrenta España si hay un rebrote

La OCDE estima que España ha sufrido el mayor impacto del confinamiento en la actividad económica

Los principales organismos económicos coinciden en que España va a sufrir una de sus peores crisis a causa del confinamiento  y la paralización de las actividades no esenciales en marzo, con una caída del PIB  y un aumento del paro como no se veían desde hace décadas. Pero esto puede ser sólo el aperitivo de lo que está por llegar si hay un rebrote.

La situación es tan precaria que, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), si hay un rebrote la economía de España no lo resistiría y entraría en la mayor crisis del mundo. Las previsiones económicas estiman que ante un nuevo brote en otoño el PIB español se hundiría un 14,4% este año para crecer un 5% en 2021.

Si esto sucede, la economía española sufriría la peor caída de los 50 países que forman parte de la OCDE y que analiza este organismo. Su dramático pronóstico adquiere más gravedad aún con este dato: España ya se ha dejado un 23,3% del PIB desde que arrancó la crisis, el mayor hundimiento entre los países analizados y más que el 18,4% de la Eurozona.

Lo que más preocupa ahora es el aumento de la deuda hasta niveles «extremadamente altos» en España y otros países. En concreto, este año la deuda escalará 34 puntos hasta el 129,5% del PIB, según las previsiones, y en 2021 se quedará en 128,8%. Por lo que respecta al  déficit, en 2020 se situará en 12,5%, para bajar el año que viene al 9,6%.

En cuenta al paro, la gran preocupación de los españoles ahora mismo, subirá hasta el 20,1% este año, y como auguran todos los organismos, será aún mayor en 2021, hasta el 21,9%, por la previsible pérdida de trabajo por parte de los afectados por ERTE.

¿Y qué sucederá con nuestros vecinos? Las previsiones de la OCDE  calculan que ante un nuevo rebrote la economía italiana se hundirá un 14% para recuperarse después un 5,2%, y la francesa un 14,1, con un rebote del 5,2%, mientras que Alemania sufriría una caída del 8,8% y luego subiría un 1,7%. La recesión en Estados Unidos, por su lado, sería del 8,4%, con un crecimiento del 1,9% en el año siguiente.

La mayor crisis mundial en décadas

En todo caso, los datos de la OCDE empeoran de largo las previsiones del Gobierno, que prevé una caída del 9,2% este año y un rebote del 6,8% en 2021, con una  deuda pública del 115,5% y un déficit del 10,3%. Sus estimaciones se basan en la hipótesis de que no haya un rebrote, pero los expertos ya están avisando de lo que sucederá si eso pasa.

Si España consigue evitar el rebrote, la OCDE suaviza la caída al 11,1% en 2020, y augura un crecimiento del 7,5% en 2021. En este escenario, el paro se irá al 19,2% este año y el 18,7% el año que viene, mientras que la  deuda pública se quedará en 117,8% y el déficit en el 10,3%.

La situación es de extrema gravedad. Según el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, es la  mayor recesión global vista desde que se fundó este organismo hace sesenta años. Estiman que la economía mundial se contraerá un 7,6% en el peor escenario, con un rebote del 2,8% en 2021. Esto multiplica por cuatro la dimensión de la crisis financiera de 2008.

La situación sería más dramática en el caso de España, donde el  impacto del confinamiento sobre la actividad económica ha sido el más alto con una bajada del 36,5% cada semana de estado de alarma, frente al 34% de Italia, el 33% del Reino Unido y Francia, y el 35% de Alemania. España es donde más aumenta el paro por cada punto de destrucción del PIB.