El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha dado una mala noticia

El cheque que podrían dar en España si no te jubilas cuando cumplas la edad legal

El Gobierno se plantea esta fórmula para premiar a los trabajadores que alarguen la vida laboral.

España podría dar un cheque a aquellos trabajadores que alarguen su vida laboral. Es decir, cuando alguien cumple la edad legal de jubilación (65 años) puede decidir seguir trabajando y podría obtener esta bonificación del Gobierno.

Se trata de una propuesta que está siendo estudiada por el Ministerio de Seguridad Social dirigido por José Luis Escrivá, aunque aún está verde y lejos de aprobarse, según han informado fuentes del Gobierno a 'El País'.

La fórmula del Gobierno para garantizar las pensiones en el futuro

La reforma de las pensiones se antoja fundamental para la supervivencia de un sistema que cada vez está más sobrecargado.

El Gobierno de Pedro Sánchez ya prepara una fórmula para garantizar las pensiones en el futuro y su objetivo principal es lograr que los trabajadores se retiren más tarde sin elevar la edad legal de jubilación.

Para lograrlo, el ministro José Luis Escrivá ha barajado la posibilidad de ofrecer un cheque a tanto alzado a quien demore su jubilación. Un incentivo que quizás pudiera motivar a muchas personas a continuar en el mercado laboral tras cumplir la edad legal. 

No se trata de un objetivo nuevo para el Gobierno, que ya ha planteado esta necesidad en El Pacto de Toledo y ante Bruselas.

«La edad de salida efectiva del mercado de trabajo debe aproximarse tanto como sea posible a la edad ordinaria de jubilación legalmente establecida» explicaba el plan de reformas del Gobierno.

Un cheque para incentivar a los trabajadores a retrasar su jubilación

Para conseguir el objetivo marcado, el Gobierno planea dos vías de actuación principales: desincentivar las jubilaciones anticipadas e incentivar la continuación en el mercado laboral.

En la actualidad ya existe un pequeño incentivo que pretende alargar la vida laboral de los trabajadores, aunque desde el Gobierno consideran que es insuficiente. La prueba es que solo un 5% de los trabajadores se jubilan después de cumplir la edad legal.

Actualmente, estas personas que deciden retrasar su jubilación reciben un incremento en la pensión de dos puntos porcentuales (que puede llegar a cuatro) por cada año que se demore, un incentivo muy inferior al que se da en otros países europeos.


Comentarios