Dues persones amb vestimenta especial per al coronavirus en un laboratori

Última hora: Hallan el primer fármaco contra el coronavirus que podría salvar miles de vidas

El fármaco evita la mortalidad en uno de cada ocho pacientes que requieren de respiración mecánica y en uno de cada veinticinco en los que tan solo necesitan oxígeno

Una investigación  de la Universidad de Oxford deja entrever que un fármaco  muy disponible y barato llamado dexametasona  es el primer medicamento que ayuda a detener  la mortalidad  en pacientes graves por coronavirus.

El dexametasona  es un esteroide cuyo empleo se da desde los años ‘60 para tratar enfermedades como el asma, enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y afecciones inflamatorias. Según en estudio, el fármaco ha sido administrado durante 28 días sobre aproximadamente dos mil pacientes y cuya evolución se comparó a la de otros cuatro mil, que no recibieron la medicina. Los resultados, según indican los estudios, son muy positivos.

En los casos de pacientes que requieren de ventilación asistida, la mortalidad  se reduce  en un tercio. Indican que en los pacientes que necesitan un suministro extra de oxígeno la mortalidad  se ha visto reducida  en  una quinta parte.

Según el medio ‘The Guardian’, los datos indican que el fármaco evita la mortalidad en uno de cada ochopacientes  que requieren de respiración mecánica y en uno de cada veinticinco en los que tan solo necesitan oxígeno. Añaden que el fármaco no es efectivo en aquellos pacientes que tienen síntomas leves o son asintomáticos.

Frena la 'tormenta de citoquinas'

En los casos más graves de coronavirus se da la coincidencia de que los pacientes son aquellos cuyo sistema inmunológico tiene una sobrerreacción ante la infección por el virus. Esto desencadena lo que los expertos han llamado ‘tormenta de citoquinas’, que son un tipo de proteínas. 

En el organismo de las personas que reaccionan de esta manera, se liberan citoquinas de una manera descontrolada, lo que provoca una inflamación pulmonar que causa la muerte de células a manos del propio sistema inmunitario.

Según ha manifestado la doctora Esther Samper al medio ’Eldiario.es’, provoca dos efectos muy graves en los pulmones. Se produce una acumulación de líquidos y la destrucción del tejido de los alvéolos. El efecto del fármaco dexametasona parece atenuar esa respuesta del sistema inmune.

«El beneficio para la supervivencia es claro y amplio»

«El beneficio  para la supervivencia es claro y amplio en aquellos pacientes que están lo suficientemente graves como para necesitar un tratamiento con oxígeno, así que la dexametasona se convertirá en un medicamento estándar para el cuidado de estos pacientes. La dexametasona es barata, abundante y puede utilizarse de manera inmediata para salvar vidas en todo el mundo», ha manifestado el jefe de la investigación sobre la dexametasona, Peter Horby.