Estela Grande y Diego Matamoros en un photocall

La mala noticia que la Fase 2 ha dado a miles de matrimonios de España

En el periodo más duro del confinamiento los divorcios han aumentado un 41%

El largo periodo de confinamiento, unido al teletrabajo, estrés, incertidumbre, 24 horas viviendo en un mismo espacio con la misma persona y cuidar de los niños, han sido algunos de los factores principales para que hayan aflorado numerosos casos de divorcios en la Fase 2 de la desescalada. En esta segunda fase previa a la nueva normalidad, se han disparado las solicitudes de divorcio en España. 

«Las consultas no han tenido un aumento especialmente significativo. Siguen siendo un número importante pero sólo registran un aumento del 5 por ciento», afirma David Jiménez, director general de Comunicación de Legálitas para ‘LOC’. 

El duro confinamiento ha acabado con muchas relaciones matrimoniales

«En las últimas semanas se han incrementado un 19% las remisiones (clientes que tras haber realizado su consulta han acudido al despacho) respecto a enero y más de un 41% en las fases de confinamiento más drásticas (marzo y abril)», apunta David. 

Los datos que arroja el periodo de confinamiento muestran cómo han subido el número de divorcios. Ha habido un crecimiento de más del 41% de personas que han decidido divorciarse en marzo o abril, los meses más complicados de la cuarentena. El elevado porcentaje deja claro que el confinamiento acaba con muchas relaciones matrimoniales. 

«La gente ha esperado a tener movilidad para venir al despacho»

Además, Juan Luis Ortega, hijo de la abogada Cristina Peña, asegura a ‘LOC’ que durante la época de confinamiento más duro han habido más consultas de este aspecto. «En el bufete Peña Carles abogados hemos atendido algunos casos urgentes y sobre todo ha habido consultas con respecto al régimen de visitas, etc...», añade.  

«En cuanto a demandas nuevas de divorcio hemos visto un claro incremento desde que la Comunidad de Madrid entró en la Fase 2. Al final, como son cuestiones personales, yo creo que la gente ha esperado a tener movilidad para venir al despacho", concluye Ortega, que admite que durante esta semana, ya en plena fase 2, llevan «días de consultas muy elevadas».