Exterior del Hospital de Txagorritxu (Vitoria)

Van a peor: Aumentan los infectados en los brotes de varios hospitales españoles

Según el Lehendakari, las tasas de incidencia «son buenas» y la evolución comunitaria sigue siendo «positiva»

El pasado sábado día 4 de junio saltaron las alarmas en el País Vasco: se detectó un nuevo brote en el hospital de Basurto, en Bilbao, con 37 nuevos infectados por coronavirus. Ha sido una semana después de conocerse la noticia que se añade un contagiado más a la lista, es decir, un total de  38 pacientes  han sido diagnosticados con la Covid-19. Además, se ha tenido que lamentar la muerte de dos  de estos ingresados en el Basurto. 

Tal y como anuncia 'Antena3', entre los infectados, la gran mayoría son trabajadores del centro, pero también hay enfermos que son  pacientes y familiares de estos. Para prevenir y por seguridad, ya se han hecho pruebas de detección a más de 2.000 empleados del centro sanitario. El hospital ha podido hacer alrededor de 800 test diarios, y es por eso que se contempla que van a terminar de testar a todos los 3.500 trabajadores entre el próximo lunes y el martes. 

Ahora mismo se están investigando otros diversos posibles focos  en el País Vasco. Otro lugar preocupante donde han aumentado los casos positivos es en Txagorritxu, en Vitoria, dónde se han detectado hasta 9 infectados, dos más que el sábado. 

Otro lugar que está en observación es  Alto Deba, en Gipuzkoa. Allí, 5 profesionales del hospital Aita Menni de Arraste dieron positivo, pero no se han registrado más casos a parte de estos, que están controlados.

Urkullu destaca la buena evolución del País Vasco pese a los focos «controlados»

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado este domingo que en Euskadi prosigue la estabilidad de los datos generales de la pandemia del coronavirus, ya que las tasas de incidencia «son buenas» y la evolución comunitaria sigue siendo «positiva», aunque ha precisado que esta «realidad» se ha visto «distorsionada en la interpretación pública»  que se ha hecho de los dos focos «localizados y controlados» en los hospitales de Basurto, en Bilbao, y de Txagorritxu, en Vitoria.

Por ello, el Gobierno Vasco mantiene su intención de evaluar este lunes la situación con los datos de esta primera semana de la Fase 3, en la que se encuentra la Comunidad Autónoma Vasca desde el 8 de junio, con la pretensión, tal como avanzó la pasada semana el Ejecutivo, de decidir si da por concluido el estado de alarma  y Euskadi entra en la nueva normalidad, o si continúa hasta el día 21 en la actual fase.

En la decimocuarta y última videoconferencia de presidentes, el Lehendakari ha comenzado su intervención, como es habitual, con una exposición de la situación sanitaria en Euskadi, donde «se mantiene la estabilidad de los datos generales y las tasas de incidencia son buenas, en términos comparativos acumulados en los últimos 7 y 14 días», y tal como «refleja el propio Ministerio».

No obstante, ha apuntado que esta realidad se ve «distorsionada en la interpretación pública» de los dos focos localizados en el Hospital Universitario de Basurto de Bilbao y en el Hospital Universitario (Txagorritxu) de Álava, a los que ha tenido que hacer frente su Ejecutivo.

En todo caso, ha destacado que este tipo de contingencias se encontraban entre las previsiones que se habían realizado. «Seguimos y seguiremos  actuando con transparencia, sin importarme que la exposición realizada a diario pueda ser utilizada de manera incorrecta», ha añadido.