Ximo Puig en una entrevista para EuropaPress el 19 de febrero del 2021

La Comunitat Valenciana reabre varios sectores económicos y suaviza más restricciones

Ximo Puig sigue así con el plan de desescalada de la región antes de la llegada de Semana Santa

El presidente de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado nuevos cambios en las restricciones que se aplican en el territorio como medidas para combatir la tercera ola de coronavirus tras semanas de descenso pronunciado de la incidencia. 

Tras la reunión de la mesa interdepartamental de gobierno valenciano, en la que también han estado la vicepresidenta, Mónica Oltra; el vicepresidente Rubén Martínez Dalmau; y la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló; Puig ha anunciado que se permitirá la reapertura del interior de los locales de restauración y también de los gimnasios y centros deportivos, entre otras medidas.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El sector de la hostelería ha sido uno de los más afectados por las restricciones de las últimas semanas, llegando a estar completamente cerrado para frenar la explosión de casos que vivió la Comunitat entre finales de diciembre y el mes de enero. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Hace dos semanas se inició la desescalada con la apertura del exterior de estos locales, las terrazas, que ahora tendrán un aforo al 100% de su capacidad siempre que se respeten las distancias de seguridad, el uso obligado de mascarilla salvo en el momento de la consumición, y un número máximo de cuatro comensales por mesa. 

El interior de los bares, que seguía cerrado hasta ahora, podrá volver a abrir al 30% de su capacidad, respetando las mismas medidas sanitarias que las terrazas. Eso sí, de momento seguirá prohibido el consumo en la barra de los bares y los locales deberán garantizar una correcta ventilación. El horario de cierre, tanto en el caso de interior como de exterior, será a las 18:00 horas. Después de esa hora solo podrán servirse comidas para llevar o a domicilio.

Otro sector que podrá volver a abrir sus puertas es el de los gimnasios y centros deportivos, que también permanecían cerrados por la tercera ola. Así, con los nuevos cambios, los gimnasios podrán volver a abrir al 30% de su aforo máximo, manteniendo también una buena ventilación, las distancias de seguridad y el uso obligado de la mascarilla

También reabrirán sus negocios las ludotecas y locales de ocio educativo, con grupos de un máximo de 10 personas y siempre con un máximo del 30% de su aforo ocupado. 

Todas estas medidas se suman a las que ya se relajaron en las dos semanas previas, como el fin del cierre perimetral de las ciudades de más de 50.000 habitantes durante los fines de semana, y se suman al toque de queda, el cierre perimetral de toda la comunidad y el resto de medidas vigentes. 

Bajada récord de incidencia y preocupación por la variante británica

La relajación de algunas medidas ha podido aprobarse gracias al descenso vertiginoso de la curva de contagios en la región en el último mes y medio. La Comunitat Valenciana alcanzó su pico de incidencia el pasado 27 de enero, cuando tenía 1.459,82 casos por cada 100.000 habitantes en las dos semanas anteriores.

Desde entonces, este índice ha bajado rápidamente hasta situarse en una tasa de 57,66 casos el 10 de marzo, casi un mes y medio después. La región ha pasado del riesgo extremo y de ser el territorio con mayor incidencia a una tasa muy cercana al riesgo bajo, siendo la tercera más baja del país por detrás de Extremadura, que también ha protagonizado una bajada similar; y Baleares. 

Aun así, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, advirtió el miércoles que el avance de la variante británica preocupa a las autoridades por el efecto que pueda tener sobre una eventual subida de contagios cuando las UCI todavía están al 16,48% de su capacidad y hay más de 500 personas ingresadas en los hospitales valencianos por Covid-19

La variante británica representa ya el 30% de los nuevos contagios de la Comunitat, y aunque está por debajo de la media española —del 40% según Carolina Darias, ministra de Sanidad— y muy por debajo de otras regiones como Madrid y Cataluña, donde esta variante ya es la predominante, las autoridades no quieren confiarse a las puertas de una Semana Santa que tampoco será como las de años anteriores.

Según varios expertos, si España consigue superar la Semana Santa sin un gran aumento de contagios que traiga una cuarta ola de coronavirus, el país afrontará unas semanas mucho más favorables para llegar al verano con la situación controlada, al mismo tiempo que aumenta el porcentaje de población vacunada.