Sanitarios luchando contra el coronavirus en un hospital español

Una comunidad permitirá a los contagiados volver a trabajar cuando acaben la cuarentena

No se aplicará profesionales sanitarios o policiales

La Generalitat acaba de publicar un listado de cambios muy importante en el protocolo catalán de actuación ante los casos de Covid-19. A partir de ahora se tendrán que realizar pruebas PCR a los contactos más estrechos de los positivos, y el tiempo de aislamiento para los casos leves pasa a ser solo de 10 días.

Aun así, la principal novedad es que ya no será necesario que los contagiados presenten una PCR negativa para volver a sus puestos de trabajo después de pasar la cuarentena. Solo será necesario para los profesionales sanitarios, los sociosanitarios y los Mossos d'Esquadra.

Hasta ahora, el protocolo marcaba que, en caso de que una persona tuviera una PCR positiva, había que repetirla hasta que fuera negativa. El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha asegurado que esta prueba confirmatoria prácticamente no se hacía  y que las infecciones positivas después de la cuarentena son «muy anecdóticas».

«A menudo quedan fragmentos de virus en la sangre durante semanas que no tienen capacidad de transmisión», ha añadido el coordinador de la unidad de seguimiento de la Covid-19, el doctor Jacobo Mendioroz.

Por este motivo, a partir de ahora ningún trabajador diagnosticado que haya acabado su aislamiento tendrá que hacerse una PCR para reincorporarse al trabajo. El alta clínica no dependerá de un resultado negativo, sino del criterio de su médico de cabecera.

No pasará el mismo con los profesionales sanitarios, sociosanitarios y los Mossos, que son considerados trabajadores esenciales y sí que tendrán que presentar esta PCR negativa. Si la prueba sigue dando positivo, se tendrá que hacer una prueba serológica y, si se detectan anticuerpos, podrán reincorporarse cumpliendo las medidas de seguridad.

En los positivos considerados leves, que no requieran ingreso hospitalario y que pueden ser atendidos íntegramente en los centros de atención primaria, se indicará el aislamiento domiciliario hasta que transcurran al menos 72 horas sin presentar fiebre u otros síntomas. Sin embargo, la cuarentena tendrá que ser mínimo de 10 días.

En el caso de los contactos estrechos, el aislamiento continuará siendo de 14 días porque es el plazo estimado por las autoridades sanitarias como periodo de incubación.

Aquellos que sean hospitalizados podrán recibir el alta si su situación clínica lo permite, aunque sigan dando positivo a la PCR. Aun así, tendrán que mantener el aislamiento domiciliario por un mínimo de 14 días. Solo se podrá finalizar la cuarentena cuando hayan transcurrido al menos 72 horas desde la resolución de la fiebre y el resto de síntomas.