Vista de una habitación de hospital con las camas vacías

Carta de una española al perder a su madre por Covid: 'Esos 45 días no se los deseo a nadie'

La jienense Marta Justicia publicó una carta para que la gente 'sea consciente del riesgo que entrañan las reuniones familiares'

Muchos son los relatos estremecedores que nos acompañan durante todo lo que llevamos de pandemia del Covid que, como dato significativo, este jueves 21 de enero dejó otra cifra récord de fallecidos, con 404 muertes notificadas en las últimas 24 horas.

Una de esas historias tristes que nos deja la pandemia es la de Marta Justicia, una profesora jienense residente en Granada, que ha publicado una carta de forma pública con la que desea «que la gente se conciencie» de los riesgos que entrañan las reuniones familiares.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Hola, soy Marta, la chica de la foto, pero no, no soy enfermera ni estoy atendiendo a un paciente. Soy una hija despidiéndose de su madre dos horas antes de morir». Así comienza su carta Marta Justicia, una profesora de Lengua y Literatura en un instituto, cuyo propósito con este texto es «al menos, salvar una vida. Lo quiero hacer por mi madre», confiesa Marta, que vive en Granada desde los 18 años y que ha sufrido dentro de su familia la cara más dura del Covid.

La madre de Marta murió por Covid tras 45 días en la UCI

La madre de la joven jienense murió el 19 de noviembre de 2020, tras estar hasta 45 días en la UCI del hospital de Úbeda, aunque toda su familia tomó las medidas pertinentes para no contagiarse de coronavirus. «Desde febrero, fui muy consciente de esto y avisé a mis padres. Tuve un proceso de concienciación a mi alrededor brutal. Durante el confinamiento, solo salía yo una vez a la semana, para sacar la basura. Las compras las hacíamos online y lo desinfectábamos todo», apuntaba en la carta.

Los padres de la profesora jienense no salieron de su cortijo de Quesada, en la Sierra de Cazorla, y solo tenían contacto con el hermano de Marta, que les hacía la compra. Todo parecía controlado hasta que un día a finales de septiembre comenzó lo peor para la familia de Marta.

La visita inesperada que metió el virus en la vivienda familiar

«El 26 de septiembre, llamé a mi madre. Hablaba con ella todos los días de mi vida. Me dijo está aquí mi amiga, y pensé ¿qué coño hace allí tu amiga?», cuenta. Esa visita inesperada inocente metió el virus en el cortijo. El padre de Marta, enfermo crónico e inmunodepresivo desde hace décadas, fue la mayor preocupación de la joven, pero por suerte pasó el Covid-19 sin síntomas. Lo peor fue para su madre, que se contagió y perdió la vida a los 69 años y sin patologías previas. «Para que veamos lo que es este monstruo, que esto no es un juego», explica en la carta Marta.

«Se contagió un sábado por la noche y el lunes estaba bastante mal. La primera semana, estuvo en el campo y los médicos del pueblo la asistieron telefónicamente», cuenta. Preguntando a la farmacéutica, Marta acabó comprando un pulsioxímetro, para darse cuenta de que el nivel de oxígeno en sangre de su madre era muy bajo. A partir de ahí, habló con un amigo sanitario y le contestó de forma tajante: «¡A Úbeda, rápido!», sentenció.

El objetivo de Marta Justicia con la carta de recuerdo a su madre

La madre de Marta ingresó en la UCI, «pero llegó bastante mal. Aun así, ha estado 45 días luchando, que han sido un calvario, desde luego. A veces, pienso que si el final era morir, ojalá hubiera sido antes, porque esos 45 días no se los deseo a nadie. Han sido tan demoledores o más que la muerte en sí», confiesa.

Ahora, tras perder a su madre, Marta quiere concienciar a la gente, advirtiendo que es vital evitar las reuniones familiares. «A la gente le da igual escuchar 10.000 muertos que 50.000 porque no lo sufre, no lo siente», opina, para asegurar que este texto lo escribió «desde el corazón, indudablemente, pero también quería que fuera impactante para abrir los ojos a la gente. Todavía estamos a tiempo de salvar vidas. Lo que quiero es que la gente se conciencie; que la visita de tu mejor amigo, de tu hijo o de tu hermano puede tener consecuencias muy graves», concluye.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio