Salvador Illa en la Sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados en Madrid, el 14 de octubre del 2020

Carla, la joven de 17 años que ha emocionado a Salvador Illa con sus palabras

El ministro ha compartido la carta de la joven a través de su cuenta de Twitter.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha emocionado con la reflexión y el mensaje de una joven sobre el coronavirus.

Los jóvenes han sido muchas veces cuestionados y acusados de incumplir las normas impuestas para frenar el virus.

Incluso el propio Salvador Illa ha enviado en varias ocasiones mensajes directamente dirigidos a la población más joven, pidiéndoles que usen mascarilla y mantengan la distancia para proteger a sus abuelos y padres.

También se ha mostrado muy crítico e intolerante con algunas imágenes que se han visto de fiestas y reuniones sociales donde muchos jóvenes muestran su lado más incívico.

Salvador Illa se emociona con la carta de Carla, una joven de 17 años

No obstante, casos como el de esta chica de tan solo 17 años demuestran que ser joven no te hace ser inconsciente. 

Su nombre es Carla Formatger y aún siendo menor de edad ha escrito una carta a 'La Vanguardia' para compartir su experiencia durante el confinamiento y reflexionar sobre la situación actual.

Las palabras de la joven han resultado inspiradoras para el ministro, que ha querido compartir la carta a través de su cuenta de Twitter. Queda claro que para Salvador Illa Carla es un ejemplo de cómo se debe afrontar una pandemia.

«Me ha emocionado la carta que hoy publica Carla, 17 años, en 'La Vanguardia'. Nos recuerda la importancia de ese abra­zo, esa tar­de con amigos... esas pequeñas cosas que nos hacen felices y que necesitamos recuperar. Unidos, cumpliendo las normas, conscientes de lo que nos jugamos», ha señalado el ministro. 

Las palabras de Carla que ha compartido Salvador Illa en Twitter

En la carta dirigida al director de 'La Vanguardia', la joven ha explicado que durante el confinamiento estuvo varios meses sin poder ver a su madre, trabajadora del Clínic de Barcelona y, por tanto, personal altamente expuesto al virus.

«Mi madre, a causa de la pandemia, estuvo trabajando durante tres meses día y noche. En ese tiempo solo llegué a verla una o dos veces. Yo estaba con mi padre y mi hermano confinados en casa sin poder pisar la calle» comenzaba contando la joven.  

Carla relata que la experiencia fue dura, pero que le sirvió para darse cuenta de las pequeñas cosas del día a día que la hacen feliz.

«La verdad que la situación hizo que me diera cuenta de todos esos pequeños detalles momentos que realmente no apreciamos pero deberíamos. Un abrazo, un beso, una tarde con un amigo o una cena con tu familia. Todo esto fue lo que pedimos» aseguraba la joven de forma muy emotiva.

Respetar las normas para volver a disfrutar de los pequeños momentos

La joven es consciente de que la situación actual empeora y tenemos que frenar el avance de la pandemia porque hasta entonces no podremos disfrutar de esos momentos.

«Por eso es necesario parar la COVID-19, cumplir las normas para que podamos volver a disfrutar de todos esos pequeños momentos que nos hacen los días mejores», reflexionaba Carla.

Antes de terminar la misiva, Carla ha querido enviar un mensaje contundente a todas aquellas personas que se quejan de las restricciones que intentan frenar la pandemia.

«Señores y señoras, ¿creen que podemos estar quince días sin restaurantes? ¿o unos meses sin fiesta? Yo creo que sí» ha sentenciado la joven.

El mensaje compartido por Salvador Illa ha puesto de manifiesto que solo la unidad social y el cumplimiento de las normas son capaces de frenar el virus.

Sin embargo, muchos usuarios han aprovechado el tuit para criticar su gestión de la crisis. Entre los comentarios se ha hablado del riesgo de contagio en las escuelas y en el trabajo, con la petición sobre la mesa de aprobar el teletrabajo obligatorio.


Comentarios