Pla mitjà del president del govern espanyol, Pedro Sánchez

El importante anuncio que Sánchez hace este martes sobre España y el coronavirus

La presión social de los últimos días y la presentación de planes de desescalada en otros países precipita la decisión del Gobierno

Por fin ha llegado el día. Después de muchos rumores y especulaciones  sobre las medidas de  salida del confinamiento, hoy conoceremos definitivamente la  hoja de ruta del Gobierno para la desescalada que marcará, en las siguientes semanas, el  futuro inmediato de España en su lucha contra el Coronavirus. 

La situación de extrema gravedad que ha vivido España estas semanas, liderando el ránking mundial de contagiados y fallecidos diarios  y con el sistema sanitario al borde del colapso, ha hecho que el Gobierno haya ido tomando las decisiones de forma caótica y con altas dosis de  improvisación en medio de un ambiente de fuerte presión mediática y social. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Pero con la llegada al pico de contagios a principios de abril y el rápido descenso de la curva, el Gobierno empezó a trabajar en un  plan de desescalada para aliviar uno de los  confinamientos más rígidos y restrictivos de los que se han impuesto en todo el mundo para combatir la epidemia. La idea era trabajar ese plan con vistas a aprobarlo durante el mes de mayo. 

El miedo a que la relajación de las medidas de confinamiento lleve a nuevos contagios ha llevado el Gobierno a fijar la  prudencia  como su principal línea de orientación y durante estas semanas un equipo liderado por el  ministro de Sanidad, Salvador Illa, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y la  vicepresidenta Teresa Ribera, junto a otros expertos, han trabajado en un cuidadoso plan que quería evitar precisamente los errores por precipitación.

Sin embargo, todo cambió este pasado fin de semana y  Pedro Sánchez anunció que el Gobierno presentaría el plan de desescalada este martes, antes de lo previsto. El avance del plan tiene que ver con el intento del Gobierno de  rebajar la tensión social  acumulada estos días, sobre todo con la polémica en torno a la salida de los niños, y ponerse al día con el resto de  países del entorno, que están presentando estos días sus planes de desconfinamiento.

El último fue el  Gobierno italiano, que ayer presentó su plan de desescalada y marcó como fecha el 4 de mayo. Sánchez quiere evitar que se extienda la sensación de que España es el único país que no cuenta con un plan de salidade la crisis, y con la presentación de su estrategia en el día de hoy pretende dar a los ciudadanos un «un horizonte, un camino».

Por eso la previsión del Gobierno de preparar un  plan a medio plazo  para la salida del confinamiento se ha ido al garete y la improvisación de las últimas medidas, que han derivado en caos y  lluvia de críticas a su gestión, y la presentación del plan de desescalada del Gobierno italiano llevaron al ejecutivo a anunciar la presentación del plan estratégico hoy martes.

La dilatación en el tiempo del plan del Gobierno tiene que ver con su intención de que todas las medidas fueran avaladas por los nuevos datos  que se van actualizando día a día, pero a la vista de que otros gobiernos europeos están presentando sus planes no tan específicos y con fechas abiertas, ha llevado al ejecutivo a precipitar la presentación de su plan que se prevé más  ambiguo y abierto de lo que pretendía su equipo de trabajo.

A pocos instantes de que se den a conocer las medidas, el Gobierno confía en que la presentación de este plan estratégico aliviará la tensión y le dará algo de aire durante un tiempo, trasladando ahora la presión a las comunidades autónomas  que se están convirtiendo en el gran dolor de cabeza para un Gobierno que está viviendo sus  días clave.