Women with masks on the beach

La drástica decisión de Alemania que puede hundir más a España

El 75% de los alemanes pasa más de cinco días de vacaciones en el extranjero y dejan de media 1.004 euros por viaje en nuestro país

Alemania acaba de anunciar que la  apertura de sus fronteras  con territorios muy afectados por el Coronavirus como España o Italia sería demasiado precipitado y confirma que por ahora mantendrán las restricciones en las conexiones aéreas con estos países. La decisión llega en un momento especialmente tenso sobre las decisiones del Gobierno en ese ámbito.

Y es que la decisión del Gobierno de España de aplicar la  cuarentena preventiva a los turistas que lleguen del extranjero está levantando ampollas en el  sector turístico, el principal motor económico del país que se encuentra entre los ámbitos más afectados por la crisis y para el cual la decisión de Alemania puede ser la estocada definitiva.

Por ahora no consta que los gobiernos alemán y español hayan hablado del tema, pero parece que Alemania lo tiene claro, y ha anunciado la apertura de fronteras con  Dinamarca y  Luxemburgo, este fin de semana, y con Francia, Austria y Suiza, a partir del 15 de junio.

Así lo confirmó el ministro de Exteriores alemán, Horst Seehofer, que pospone la reapertura con España e Italia para más tarde, cuando sean readmitidos en el  territorio Schengen. Por su lado, la canciller Angela Merkel  mostró su firme intención de restaurar el espacio Schengen cuanto antes, para que el resto de las fronteras vayan cayendo progresivamente.

Pero de momento, el gobierno alemán se niega a poner fecha y esperará a la evolución de la pandemia. Mientras los touroperadores ya están vendiendo paquetes turísticos a Francia, Austria y Grecia, comunidades españolas como Baleares, Canarias, Cataluña o Andalucía seguirán sin poder recibir turistas alemanes.

Los touroperadores alemanes  exigen al gobierno una fecha para vender paquetes turísticos a España, una de las destinaciones favoritas de Alemania, pero este se niega a poner una fecha, lo cual se suma a la inseguridad percibida en los últimos días en el mercado británico, donde priorizan otras destinaciones turísticas y dejan a nuestro país como uno de los últimos adonde se podrá viajar.     

El sector turístico ya avisó que la cuarentena impuesta por el Gobierno a los turistas sería el mayor freno para la llegada de visitantes, lo cual amenaza con hundir más a la economía española. Por el contrario, algunos territorios alemanes han levantado la  cuarentena de 14 días  para los visitantes europeos, con el fin de  incentivar el turismo  y reactivar la economía.

Alemania es el segundo país del mundo que más viajeros envía a nuestro país, con trece millones anuales, gastando de media cada alemán 124 euros al día, 1.004 por viaje. La confirmación de la prohibición alemana de viajar a España podría comportar pérdidas de 13.000 millones de euros, algo más del 1% del PIB español en su conjunto

El touroperador más importante de Alemania, TUI, ya anunció que venderá paquetes a Grecia, Portugal, Bulgaria, Chipre, Malta e Italia, que son los países que están haciendo llegar mensajes esperanzadores, pero no a España, país sobre el cual planea la  incertidumbre. Según los datos, el 75% de los alemanes pasa más de cinco días de vacaciones en el extranjero.