Imagen de una calle de Córdoba

El nuevo problema que nos podría dejar sin bares en España este verano

Un estudio avisa sobre la opción de que el coronavirus se transmita por los flujos de aire generados en bares y restaurantes climatizados

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Un estudio realizado por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en un restaurante de la ciudad china de Guangzhou, avisa del peligro de contagiarse por coronavirus: el aire acondicionado

Entre el 26 de enero y el 10 de febrero un brote de coronavirus causado por un paciente asintomático acabó afectando a nueve personas de tres familias distintas. Cuando analizaron cuál había podido ser el origen, se concluyó que todos habían coincidido en el mismo restaurante días atrás. 

«El 23 de enero de 2020, la familia A viajó desde Wuhan a Guangzhou. El 24 de enero, el paciente bautizado como A1 almorzó con miembros de su familia en el restaurante X. Otras dos familias, B y C, se sentaron en las mesas colindantes en el mismo restaurante», dice la investigación. 

«Más tarde, ese día, el paciente A1 experimentó la aparición de fiebre y tos y fue al hospital. El 5 de febrero, otros nueve sujetos (cuatro miembros de la familia A, tres miembros de la familia B y dos miembros de la familia C) habían enfermado con covid-19», prosigue el informe. 

De 91 personas tan solo se contagiaron 10 comensales

Los científicos reconstruyeron lo sucedido en este restaurante de cinco plantas, con aire acondicionado y sin ventanas en el que se produjo el contagio.  Analizaron cuánto tiempo habían permanecido en el restaurante los infectados, cómo se habían sentado los comensales y qué distancia de separación había entre las mesas (un metro).

Unas 91 personas entre clientes y empleados estuvieron merodeando por las 15 mesas, pero solo se contagiaron 10 comensales. La clave de este caso estuvo en la transmisión a través de la recirculación del aire acondicionado. «La transmisión del virus en este caso no puede explicarse sólo por la transmisión de gotas, ya que estas permanecen el aire muy poco tiempo y van a distancias cortas (menos de un metro)», señala el estudio.  

La distancia que había entre el paciente asintomático y el resto de infectados fue de más de un metro, por lo que los científicos concluyen que «un fuerte flujo de aire» procedente del aire acondicionado pudo haber propagado las gotitas vaporizadas hasta el resto de mesas. 

La dirección del flujo del aire, factor clave del contagio

«Las gotas pequeñas en aerosol cargadas de virus y de menos de cinco micras pueden permanecer en el aire y viajar largas distancias de más de un metro. Concluimos que en este brote, la transmisión de gotitas fue provocada por la ventilación con aire acondicionado. El factor clave para la infección fue la dirección del flujo de aire», confiesan los investigadores. 

Tras este sorprendente estudio, los investigadores recomiendan «fortalecer la vigilancia de monitoreo de temperatura, aumentar la distancia entre las mesas y mejorar la ventilación» en los restaurantes.