Imagen de una carretera de España nevada

Fuertes heladas aún el finde, pero ya se ve el fin de la ola de frío: Tiempo en España del 15 al 17 de enero

Las TºC empezarán a subir y parece que el frío polar con ambiente gélido no volverá la semana que viene

Las heladas  siguen siendo fuertes  aún en el centro peninsular con mañanas que son peligrosas  en muchos puntos, ya que la nieve  caída tras el último temporal le está costando deshacerse y sigue comportando problemas  en muchas carreteras  de la comunidad de Madrid, Castilla La Mancha y Aragón. Este próximo  sábado, 16 de enero, las heladas  volverán a ser las protagonistas, pero durante el día el sol  hará que las temperaturas  cada vez sean más agradables. A últimas horas de la jornada llegarán nubes  por el Cantábrico que podrían dejar algún chubasco. Domingo llegará un  frente atlántico que complicará el tiempo  en el norte, aun así, en el sur subirán claramente las temperaturas.

En Canarias mejorará el tiempo claramente con sol dominando en general, aunque el sábado aún habrá intervalos nubosos y alguna llovizna en el norte de las islas de más relieve. Temperaturas similares o en ligero ascenso de día.

Siguen las fuertes heladas

De cara al sábado, 16 de enero, las temperaturas mínimas suben más, sobre todo en el valle del Ebro, País Vasco y este de la meseta. No obstante, las heladas seguirán siendo intensas en el interior, sobre todo en Madrid, Castilla-la Mancha, sur de la meseta norte y zonas montañosas, donde se moverán entre los -4ºC y -9ºC, localmente rondando los -10ºC. De día, los termómetros se mantendrán con valores ya normales para la época, entre 5ºC y 10ºC en las zonas nevadas y de montaña y de 10ºC a 15ºC en el resto.

Mapa del tiempo en España el sábado 16 de enero de 2021
El sol dominará en general con el permiso de las nieblas matinales en zonas del centro y sur peninsular | AEMET

El sol dominará en general con el permiso de algunos intervalos nubosos puntuales e inofensivos. Pero atención a las nieblas en el interior, sobre todo en la meseta norte, irán acompañadas de cencellada. No obstante, seguirá más nuboso en el Cantábrico oriental, Alto Ebro, Navarra y Pirineos, con algunas precipitaciones débiles que cada vez irán a menos. También en Baleares habrá algunas nubes y lloviznas ocasionales. Viento intenso en todo el valle y desembocadura del Ebro, en el Ampurdán y cotas altas de los Pirineos.

En cuanto a las alertas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hay nivel naranja y amarillo  por temperaturas mínimas extremas de entre -5ºC y -10ºC (localmente más bajas) en el interior, así como por viento en todo el Ebro, Pirineos y Ampurdán. Mala mar en la desembocadura del Ebro y en el norte de Baleares.

Mapa de alertas en España el sábado 15 de enero de 2021
Siguen las alertas por frío severo en muchas zonas del centro y noreste peninsular | AEMET

Se rompe el anticiclón por el norte

El domingo, 17 de enero, sea bastante nublado y con precipitaciones en el Cantábrico y en la cara norte de los Pirineos, siendo localmente persistentes. No obstante, la cota de nieve estará bastante alta, entre los 1.600 y 1.800 metros, bajando a 1.000 y 1.400. En el resto, cielos poco nubosos o despejados, con algunas nieblas en el interior acompañadas de cencellada, sin descartar alguna persistente en la meseta norte.

En cuanto a las temperaturas, subirán más en general, aunque las heladas aún serán localmente fuertes en todo el interior, básicamente en las zonas nevadas. Cuidado aún con el hielo, pero durante el día la subida de los termómetros ayudará a derretir más la nieve y facilitar la recuperación en zonas que aún sufren mucho los efectos del temporal.

Tobogán de las TºC

De cara a la semana que viene, parece que, sobre todo a partir del martes y miércoles, llegará un frente atlántico activo que traería lluvias a muchos puntos del país con una cota de nieve ya muy alta y temperaturas normales para la época, tanto de día como de noche. Los vientos  más temperados barrerán todo el frío  intenso. Tendremos que seguir de cerca esta situación, porque puede darse el caso de que las lluvias y el derretimiento de la nieve provoquen subidas repentinas de los ríos.