Imagen de una playa mediterránea con un fuerte temporal

Siguen los vendavales a la espera de nuevos frentes polares: El Tiempo en España el martes 29 de diciembre

Las nevadas en cotas bajas y el viento fuerte no cesan, a la espera de que llegue un ambiente aún más frío

Tras un lunes de auténtico temporal en toda la mitad norte peninsular con  vendavales huracanados y un oleaje  muy significativo, así como también muchas zonas del centro peninsular por  nevadas  copiosas en las sierras y también acompañadas de vendavales, este martes  mejorará el tiempo  ligeramente, con un viento que empezará a disminuir, pero siendo aún fuerte en muchas zonas del norte y seguirán los chubascos que serán en forma de nieve  en muchos puntos del centro y norte por encima de los 700 metros, pero serán menos copiosos que los de este pasado lunes.

La situación mejorará más el miércoles, cuando el viento  casi desaparecerá del todo en muchas zonas. Aun así, no nos fiemos, ya que antes de acabar el año, ya se ven nuevos frentes polares que nos traerían aún más frío y nevadas en cotas  más bajas, próximas ya al nivel del mar. Aunque este último aspecto habrá que confirmarlo en días siguientes.

Cielo cambiante

El tiempo de cara a este martes, 29 de diciembre, empezará con cielos nubososchubascos  y nevadas  generalizadas en la mitad norte de la Península. En Galicia y Cantábrico podrán ser localmente fuertes  o persistentes y con alguna tormenta. Durante el día la nubosidad  y las precipitaciones  se extenderán por el centro peninsular de nuevo, dejando nevadas de nuevo por encima de los  700 metros  tan solo, pero siempre siendo más débiles en general excepto en zonas de montaña, donde serán más intensas. El tiempo  más apacible será de nuevo en el litoral mediterráneo, donde no se esperan lluvias. En Canarias seguirá la nubosidad, con algunas precipitaciones, más probables en las islas montañosas, menos probables y más débiles en las islas orientales.

Mapa del tiempo en España para el martes 29 de diciembre de 2020
Mucho cuidado aún con el temporal en toda la mitad norte y centro peninsular | AEMET

Afloja algo el temporal, pero el frío polar persiste

Por otra parte, la cota  de nieve  seguirá baja a lo largo del día alrededor de los 600-700m en el norte. En los Pirineos se mantendrá toda la jornada alrededor de los 500m, En zonas del centro y en el sur alrededor de los 800m. En cuanto a las temperaturas  diurnas se mantendrán muy bajas en las vertientes atlántica y cantábrica y en Pirineos, con pocos cambios en el resto, pero subiendo ligeramente. Ambiente muy frío  en toda la Península  con heladas  en la mitad norte peninsular y sierras del sudeste, localmente fuertes en Pirineos. Heladas generalizadas por encima de 1.000 metros.

El viento  aflojará en términos generales, pero aun así, seguirá siendo fuerte en todo el norte de la Península  y Baleares de componente oeste y noroeste, con rachas fuertes  en todas las zonas de costa y de montaña. Es por todo ello que, la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) sigue con alertas  por nevadas en muchos puntos del norte, vendavales, y oleaje  muy significativo en Galicia y el Cantábrico, con alertas naranjas y rojas  en ese sentido.

Mapa de alertas de la AEMET para el martes 29 de diciembre de 2020
Siguen las alertas por el temporal de norte en muchos puntos del país | AEMET

A la espera de más frentes polares

La situación empezará a mejorar de cara al próximo miércoles, 30 de diciembre, cuando la inestabilidad irá a menos y las lluvias localmente abundantes e intensas quedarían circunscritas en el norte peninsular, mientras que en muchas zonas del sur, centro y este, se abrirán grandes claros y con temperaturas  que subirán transitoriamente en el sur, con algunos valores por encima de los 15ºC.

El viento  también aflojará, pero aún quedarán  rachas fuertes en zonas del norte del Mediterráneo. Aun así, en el norte, las temperaturas se mantendrían de pleno invierno, por debajo de los 10ºC en amplias zonas y seguirán presentes las heladas  matinales en muchos puntos. No bajéis la guardia, porque a partir de fin de año, un nuevo frente polar podría comportar una situación de nevadas  más generales en  cotas bajas, se tendrá que seguir como evolucionan los mapas estos días siguientes.