Atardecer en Cantalpino (Salamanca)

Estalla el calor el ‘finde’, pero tiempo más revuelto: Previsión en España del 28 al 30 de mayo de 2021

Las temperaturas máximas tocarán techo y volverán a superar los 35 ºC en algunos puntos. Ambiente abrasador y de pleno verano, pero con cielos cambiantes y posibles tormentas fuertes en algunas zonas

El tiempo de estos últimos días del mes de mayo ha venido protagonizado tanto por los grandes claros en la mayor parte del territorio como por el aumento de la inestabilidad a partir de la tarde. Y así se mantendrá de cara al viernes, 28 de mayo, cuando se espera un tiempo ligeramente turbio con cielos más nubosos y algunas precipitaciones puntualmente de moderada intensidad durante las primeras horas en el extremo sudeste, sur de la Comunidad Valenciana y Baleares. Por la tarde, posibles chubascos localmente intensos y tormentas en áreas del centro y norte peninsular. Una dinámica meteorológica parecida persistirá a lo largo del fin de semana, por lo que convendrá estar atentos y extremar la precaución especialmente en los desplazamientos, excursiones o rutas en zonas montañosas.

Todo ello con un claro y notable ascenso de los termómetros con máximas entre los 25 ºC y 30 ºC en gran parte del país, e incluso, durante la segunda parte del fin de semana, es probable que se rocen los 35ºC y 37 ºC en tierras extremeñas y zonas de la Depresión del Guadalquivir. En este sentido, el ambiente estival está más que garantizado para despedir y decirle adiós al mes de mayo.

Si nos fijamos en el archipiélago canario, se espera una suave mejora del tiempo, ya que disminuye la posibilidad de lloviznas dispersas y predominarán los cielos despejados con algunos intervalos de nubes decorativas. Viento moderado y temperaturas en ascenso.

Mapa de previsión en España el 28 de mayo de 2021
Mapa de previsión para este viernes | España Diario

Viernes 28 de mayo

De cara al viernes, 28 de mayo, el tiempo vendrá marcado por un ambiente ligeramente más revuelto, dado que se esperan cielos más cubiertos con algunas precipitaciones puntualmente de moderada intensidad en el extremo sudeste, sur de la Comunidad Valenciana y Baleares, sin descartar zonas próximas al centro y este de Castilla-La Mancha. No obstante, las lluvias tenderán a remitir a medida que avance la jornada con más claros al final del día. En el resto, los cielos serán poco espléndidos, en el sentido que habrá más intervalos de nubes altas y medias, que dejarán el ambiente tenuemente más turbio y menos despejado. 

Además, el tiempo vendrá marcado por una clara subida de las temperaturas, por lo que favorecerá la creación y formación de grandes nubes de evolución diurna con  posibles chubascos localmente intensos y tormentas en áreas del centro y norte peninsular, especialmente por la tarde. Será más probable encontrar estos chaparrones en franjas del Sistema Central, zonas próximas a la Sierra de Guadarrama, Cordillera Cantábrica y Pirineos. En cuanto al viento, se dejará sentir de forma moderada en áreas del Estrecho, así como también en tramos del litoral sudeste peninsular, costa gallega y áreas del valle del Ebro.

Y por supuesto, las temperaturas máximas sufrirán un nuevo y considerable ascenso en áreas de Andalucía, además de sectores de Melilla. Mientras tanto, los termómetros descenderán en tramos de la meseta norte, especialmente en Salamanca, Zamora, Ávila, Segovia, Valladolid, Burgos, Palencia y León. De todas maneras, el ambiente será más bien típico de pleno verano que no de finales de mayo, con un calor que apretará de valiente, con muchas máximas alrededor de los 25 ºC y 30 ºC. Aun así, los termómetros quedarán ligeramente más frenados en áreas de montaña y zonas costeras, mientras que podrán escalar hasta los 32 ºC o 33 ºC en tramos del oeste de Andalucía y Extremadura. Asimismo, las mínimas también remontarán, en especial en la mitad norte peninsular e incluso es probable que desaparezcan las heladas en los Pirineos.

Sábado 29 de mayo

Si nos centramos en el tiempo del próximo sábado, 29 de mayo, cabe destacar que se repetirán de nuevo por la tarde las nubes de evolución, chubascos y tormentas en áreas de montaña, especialmente en tramos del Sistema Ibérico, Pirineos, Cordillera Cantábrica y sectores del norte de Cataluña. Se deberá extremar la precaución en estas zonas, ya que hay algunas alertas activadas por riesgo de fuertes lluvias y tormentas en el Pirineo de Gerona, Ibérica Zaragozana, lugares cercanos a Teruel y Sierra de Javalambre. No obstante, la buena noticia irá relacionada con el hecho que disminuirán los intervalos de nubes en el resto del territorio, de este modo, los cielos estarán más despejados y soleados. Además, soplará el viento en Galicia, Cantábrico y levante en el Estrecho. 

Al mismo tiempo, los termómetros se dispararán aún más y el calor intenso se dejará sentir en muchos puntos del territorio, debido a que las máximas se moverán entre los 25 ºC y 30 ºC. Incluso se podrán alcanzar los 36 ºC en Sevilla, 35 ºC en Badajoz y Córdoba, además de valores totalmente atípicos como los 30 ºC en Ourense y 31 ºC en Salamanca. Sin embargo, se espera un retroceso de las temperaturas diurnas en tramos del extremo norte peninsular, más notable entre Navarra, Guipúzcoa, Vizcaya y Álava.

Domingo 30 de mayo

Cerraremos el último fin de semana de mayo con un domingo, 30 de mayo, con pocos cambios y una dinámica meteorológica similar a los días anteriores con nubes de evolución y chaparrones localmente intensos en zonas montañosas, especialmente del centro, mitad norte y noreste peninsular. En el resto, predominarán los cielos más bien despejados con intervalos de nubes altas y medias.

Finalmente, se mantendrá un día más el calor intenso y bochornoso  en algunas partes y no se descarta que se alcancen temperaturas máximas superiores a los 35 ºC en tierras extremeñas y zonas de la Depresión del Guadalquivir. En este sentido, será probable que se lleguen a los 37 ºC en Badajoz y Córdoba, o puntualmente a los 38 ºC en la localidad de Sevilla. Por el contrario, las temperaturas diurnas bajarán en tramos del noreste peninsular. Y es que, aunque los termómetros sufrirán ligeros desequilibrios, el ambiente veraniego está más que asegurado  para despedir y decirle adiós al mes de mayo.