Imagen del interior de una nave espacial

Te gustaría ir al espacio este mismo año? Un sorteo ofrece dos plazas privilegiadas entre la ciudadanía

El multimillonario que tripulará la misión regalará un billete al afortunado ganador de una rifa benéfica

La compañía de Elon Musk, ultima los detalles para el que será el primer vuelo comercial totalmente privado de la compañía 'SpaceX' y que se producirá a finales de este mismo año. El empresario tecnológico y multimillonario, Jared Isaacman ha comprado todos los billetes para el estreno de la nave 'Crew Dragon' en el turismo espacial. Pero no irá solo: le acompañarán una trabajadora del hospital infantil St. Jude, de EE. UU, y dos afortunados más que aún no han sido elegidos, ya que Isaacman ha donado los tres billetes  sobrantes de una tripulación que, sin duda, hará historia.

Bajo el nombre de «Inspiration4», la misión  está pensada para orbitar durante cuatro días la Tierra y regresar, si bien en un futuro cercano, las empresas de turismo espacial  esperan que sus clientes puedan visitar módulos de la  Estación Espacial Internacional. Y su nombre no es casualidad: según su benefactor, este proyecto tiene también como objetivo «inspirar a las masas para alcanzar las estrellas» y por ello sorteará dos billetes  entre personas que muestren su solidaridad o que persigan su propio sueño empresarial.

Dos plazas bajo sorteo

Por un lado, se rifará uno de los asientos entre todas las personas que contribuyan a una recaudación de fondos para ayudar al Hospital de Investigación infantil St. Jude, en Memphis. Isaacman espera recaudar al menos unos 166 millones de euros con esta acción, si bien él se ha comprometido a donar 100 millones de su propio bolsillo.

Por otro, se ha organizado un concurso en el que Isaacman anima a los emprendedores a usar su plataforma de creación de páginas web para negocios y contar su inspiradora idea empresarial a través de redes sociales. «Inicie una Shift4Shop y publique su historia empresarial inspiradora en Twitter para tener la oportunidad de asegurar el asiento que representa a la prosperidad», explican en la web de la misión, en la que también informan de que el concurso  estará abierto hasta el próximo 28 de febrero.

Billetes que harán historia

El cuarto y último billete  ya tiene nombre: según ha desvelado el propio Isaacman, el Hospital St. Jude ha elegido a alguien de entre sus trabajadores, aunque aún no se ha hecho pública su identidad. Durante una teleconferencia recogida por Space.com, Isaacman reveló que la empleada es una mujer. «Y sé que ella está esperando el lanzamiento tanto como yo», afirmó durante su intervención.

«Inspiration4  es la realización de un sueño de toda la vida y un paso hacia un futuro en el que cualquiera puede aventurarse y explorar las estrellas», dijo Isaacman, quien dirigirá su propia misión, ya que es un experto aviador, además de un entusiasta de los  viajes espaciales. «Aprecio la tremenda responsabilidad que conlleva el comandar esta misión, y quiero aprovechar este momento histórico para inspirar a la humanidad y ayudar a combatir el cáncer infantil aquí en la Tierra».

Información de la misión

El capitán de la misión 'Inspiration4' será Isaacman, de 37 años, el que estará al mando de la  cápsula 'SpaceX' 'Crew Dragon', y no habrá astronautas profesionales a bordo. «Será la primera misión orbital con tripulación  totalmente privada en la historia», afirmó por su parte Musk, quien acompañó a Isaacman durante la conferencia de prensa en la que contaron los pormenores de la próxima misión. SpaceX  utilizará la nave espacial Crew Dragon «Resilience» (resiliencia), que despegará sobre un cohete Falcon 9  del  Centro Espacial Kennedy  de la NASA, en Florida, para pasar de dos a cuatro días dando vueltas alrededor de la Tierra y luego regresar en un amerizaje oceánico.

El arco completo de la misión  aún se está discutiendo, si bien la mayoría de los detalles dependerán de Isaacman, según señaló el propio Musk. «La misión  es un hito importante para permitir el acceso al espacio  para todos. Al principio, las cosas son muy caras y solo a través de misiones como esta podemos reducir los costes con el tiempo y hacer que el espacio sea accesible para todos».