Alertas de la AEMET previstas para el viernes 29 de enero de 2021

Alerta en Galicia por las abundantes lluvias: El Miño y más ríos desbordados con inundaciones

En muchas zonas de Galicia ya superan los 150 litros/m² acumulados durante este mes de enero

Las borrascas  encadenadas que han descargado copiosas precipitaciones  en los últimos días sobre la provincia de Lugo han provocado el desbordamiento  de muchos ríos  en la comarca de la Terra Chá, donde hay amplias zonas totalmente inundadas, especialmente en los municipios de Cospeito y Castro de Rei, y solo se puede acceder a algunos núcleos en tractor, al estar las carreteras cubiertas por el agua y completamente inundadas.

Carreteras cortadas y la ciudad de Lugo afectada

La subida de caudal del río Miño  a su paso por la ciudad de Lugo también ha inundado  algunas zonas fluviales de recreo en el entorno  de la ciudad  y, en concreto, parte de las instalaciones  del Club Fluvial. En Pontedeume, la Policía Local se desplazó por la mañana al lugar de Esteiro, donde el agua  entró en alguna casa, mezclada con materiales de arrastre y otros restos. También se produjo un incendio  en el número 30 de la calle Ferreiros, en el casco antiguo. Ardió un contador eléctrico de esta vivienda unifamiliar debido a la humedad, según informaron los municipales.  En Mugardos, personal del Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) actuó esta mañana en la zona de O Seixo, liberando el cauce fluvial para impedir que el agua afectara a las viviendas. No se produjeron más daños.

Según la información facilitada por la Dirección General de Tráfico, en estos momentos permanecen cortadas  al menos tres carreteras locales  en la comarca de Terra Chá. Entre las carreteras cortadas figuran dos vías provinciales, la LU-P-1701, en lugar de A Veiga (Cospeito), entre los kilómetros 8 y 10; y la LU-P-1112, en el lugar de Lagoa de Abaixo. También está cortada al tráfico, en ambos sentidos de la circulación, la carretera local que comunica la Ponte de Outeiro con Marquide, cerca de la localidad de Muimenta (Cospeito).

Además, la Xunta de Galicia ha activado el Plan Especial para el Riesgo de Inundaciones en Galicia ante la posibilidad de que se produzcan desbordamientos  puntuales en el río Ladra, en los municipios de Vilalba y Begonte, y en Labrada, a su paso por la capital chairega. En todo caso, también ha informado de que la situación «ha mejorado bastante en el curso  de los ríos, tal y como indican los sistemas de control y seguimiento de las cuencas».

Buenas noticias a corto plazo

Tras el paso de muchas borrascas  consecutivas, cabe decir que la situación se va a tranquilizar estos próximos días. Los cielos nubosos se van a mantener durante bastantes días más, pero ya no lloverá  con insistencia hasta finales de semana y solo tendremos lloviznas  que no ayudarán a que los cauces  de los ríos  sigan creciendo.

Aun así, cabe decir que esta situación de más calma sin apenas lluvias no va a durar mucho y es que a partir del próximo fin de semana se podría volver a complicar la situación, cuando nuevos frentes atlánticos  más activos podrían dejar lluvias abundantes  otra vez, pero esta vez la zona que recibiría más lluvia  sería todas las comarcas de Pontevedra y A Coruña. En Lugo también lloverá, pero las precipitaciones  serían más débiles. 

Más allá, todo parece indicar que continuará el paso de frentes atlánticos por la Península. Así, continuarán las precipitaciones  en Galicia, Cantábrico, norte de la meseta Norte, alto Ebro, Pirineos, sistemas Central e Ibérico y Béticos orientales. Serán débiles e intermitentes en general, más abundantes  y frecuentes en el oeste de Galicia  y en torno del Cantábrico oriental, norte de Navarra y Pirineo occidental. Una situación que tendremos que ver como evoluciona.