Imagen de una autopista de Madrid nevada

¿Se repetirán más nevadas inusuales como las de Filomena? Esta es la previsión del tiempo de febrero en España

Este mes será menos frío que enero, pero podría ser mucho más lluvioso de lo normal en gran parte de España

El mes de enero se marcha tras dejarnos temperaturas  extremadamente altas para la época en gran parte del país, especialmente en el litoral mediterráneo y mitad sur peninsular, donde se han alcanzado récords insólitos. Tras este atípico  mes que empezó con mucho frío  y  nevadas históricas también, febrero  llega con perspectivas de unos termómetros  que serán bastante más normales para la época durante el día especialmente y noches que volverán frías junto con lluvias  y  nevadas  que serían más abundantes de lo normal en gran parte del territorio. Así lo indican los mapas  a largo plazo del modelo norteamericano de previsión estacional NOAA, uno de los que tiene más prestigio a nivel internacional en este campo. No obstante, las previsiones  a tantos días vista siempre tienen una fiabilidad bastante baja. 

Aun así, estos primeros días del mes de febrero, los mapas del tiempo  a corto plazo nos indican mucho movimiento. La llegada de un frente proveniente del norte va a implicar un cambio radical de tiempo  a partir de finales de la primera semana de febrero y que podría provocar un batacazo brusco de las temperaturas  junto a una caída de la cota  de nieve  hasta zonas realmente bajas del norte de España. Habrá que seguir que zonas pueden ver nevar  y cuando, pero será sin lugar a dudas será una situación ya típica de pleno invierno  con un ambiente de diciembre  que ya se quedará con nosotros. Antes de eso, durante los primeros días de febrero, vamos a tener otro episodio de temperaturas  elevadas.

Más precipitación de lo que tocaría en toda España

Si nos fijamos ya en el pronóstico mensual, en cuanto a las precipitaciones, la NOAA  indica que serían mucho más abundantes de lo que tocaría en prácticamente toda España, y además, con anomalías positivas que serían significativas tanto en Portugal, Galicia y zonas del alto Ebro donde podría llover  o nevar  más del doble de la media. Zonas del centro y sureste peninsular también serían las afortunadas, donde la lluvia y las  nevadas  marcarían registros superiores a la media, pero la cota de nieve  no parece que vaya a ser tan baja como en enero. No obstante, otros modelos europeos  rebajan esta probabilidad, así que se tendrá que ver quien acaba ganando la partida.

Mapa de anomalías de precipitación previstas para febrero de 2021 en Europa
Febrero será muy lluvioso en gran parte del sur de Europa | NOAA / MODIS

Menos frío en zonas mediterráneas

Si nos fijamos en las  temperaturas, parece que quedarían ligeramente por encima de la media de febrero  en gran parte del país  en su conjunto, manteniéndose normales para la época en las zonas costeras de Galicia y Cataluña. Por lo tanto, estaríamos hablando de unas temperaturas frías, pero sin los excesos de enero en principio.  Aunque habrá que ver como evolucionan los mapas a más corto plazo.

Mapa de anomalía de temperaturas previstas para Europa el febrero de 2021
El febrero será gélido en el norte de Europa | NOAA / MODIS

Cabe decir que los mapas del tiempo  a corto plazo nos indican una primera mitad de febrero  muy movida con borrascas  que nos irán visitando de oeste a este y de norte a sur, que implicarán más lluvias  y temporales  similares al principio de enero, pero con cotas más altas. Habrá que ir viendo como evolucionan los mapas  para las próximas semanas.

Febrero muy nivoso en Europa

En el conjunto del continente europeo, las lluvias  y  nevadas  serían en general muy abundantes en gran parte de Europa, pero serán menos abundantes de lo que tocaría en muchas zonas atlánticas del norte de Islas Británicas, norte de Islandia y zonas atlánticas de Noruega, mientras que cuanto más al sur más precipitaciones  habría.

Por otro laso, las temperaturas  parece que serán bastante normales en toda la vertiente mediterránea prácticamente sin anomalías o estas siendo ligeramente más elevadas, pero lo más destacable ocurrirá en el norte de Europa y especialmente en Escandinavia y zonas del mar báltico donde los valores van a estar muy por debajo del normal con un tiempo  mucho más gélido  de lo habitual. En algunos casos, se podría llegar a anomalías positivas de hasta 3 o 4ºC por debajo de lo normal en el norte de Rusia, Finlandia, Suecia y Noruega. Esto nos hace pensar en que igual tenemos algún episodio de  frío severo proveniente del norte de Europa en España, pero no deberían predominar muchos días.