Imagen de un hombre paseando con un paraguas roto por el viento

Abrigos a mano: Llega de golpe el frío invernal con viento, nieve y lluvias por un atípico frente polar

El cambio radical de tiempo se notará especialmente a partir del viernes en gran parte de España

Después de tantos días avisando, ya estamos a las puertas de una situaciónmeteorológica que va a ser muyadversa en gran parte del país. Pasaremos de un ambiente prácticamente estival en toda España, a unas temperaturas que van a ser más propias de noviembre que no de septiembre y, esto, va a ocurrir de un día para otro, del jueves al viernes. En 24 horas el cambiodetiempo va a ser radical con la llegada de un frente frío polar más propio de noviembre.

Además, volveremos a hablar de chubascos y habrá que sacar los paraguas a pasear durante la jornada del jueves y viernes en muchos puntos. Aun así, cabe decir que la mitad suroeste peninsular quedará muy al margen de toda esta situación, aunque también se notará el descenso de los termómetros.

Además, después de muchos meses sin hacerlo, volveremos a hablar de nieve en el norte, la primera nevadainusual fuera de temporada por encima de los 1.500metros y habrá que volver a encender calefacciones en gran parte del norte de España, sobre todo por las noches.

Dicho esto, tampoco faltará el último ingrediente y no menos significativo: el viento. Va a soplar fuerte a muyfuerte en todo el Valle del Ebro, Cantábrico más oriental y Baleares, donde se podrán superar los 100km/h.

Temperaturas casi de invierno en el norte peninsular

Las  temperaturas  que tendremos a partir del jueves y en jornadas posteriores, serán  más típicas de noviembre que de finales de septiembre, especialmente en el norte y centro peninsular. Todo ello, con termómetros que se desplomarán de golpe en pocas horas con valores casi de invierno.

Por poner unos ejemplos del batacazo que sufrirán los termómetros, ciudades como Madrid, Albacete, Mérida o Ciudad Real amanecerán tanto sábado como domingo con temperaturas por debajo de los 10ºC durante las mañanas del findesemana.

En el caso de ciudades como Burgos, Ponferrada, Segovia, Ávila, Valladolid o León, podrían bajar incluso de los 5ºC.  Habrá que sacar las chaquetas  y los abrigos  a pasear de nuevo otra vez después de muchos meses sin hacerlo. Incluso no se descarta que haya heladas  en algunas localidades más pequeñas del Sistema Ibérico turolense. En las cimas de los Pirineos  se podrá bajar de los -5ºC.

El ambiente de noviembre de primeras horas se mantendrá durante las horas centrales del día también, donde los termómetros  quedarán por debajo de los 20ºC en todo el centro y norte peninsular, la ropa de verano no será necesaria ni durante el mediodía. No obstante, en el sur las temperaturas  seguirán siendo muy agradables, eso sí, ya sin el calor de estas últimas jornadas.

Vendavales huracanados en el nordeste del país

El viento va a ser otro gran protagonista en esta marcada situación de origen polar en todo el país sin excepciones, aunque habrá que prestar especial atención en el Cantábrico oriental, todo el Valle del Ebro, nordeste de Cataluña y Baleares, donde las rachas de viento máximas quedarían cercanas a golpeshuracanados, por lo tanto, mucho cuidado con el vendaval en estas áreas, sobre todo el viernes y primeras horas del sábado.

La AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) ya ha activado alertas por rachas de vientohuracanadas que podrían superar los 140 km/h en Baleares, especialmente en Menorca y Mallorca, mientras que también hay alertas en el nordeste, sierra de Madrid y costa este del Cantábrico.

Mapa de avisos en España para este próximo viernes 25 de septiembre de 2020
Las rachas de viento serán muy fuertes en todo el nordeste peninsular | AEMET

Mucha atención también en el centro y sur del Valle del Ebro, donde se van a superar los 100 km/h. En el Cantábrico oriental y zonas del Ampurdán también se podrían superar los 90 km/h y puntualmente, en el norte del Ampurdán, los 150 km/h, así como en las cimas de los Pirineos. Se desaconseja totalmente hacer montaña este findesemana.

Nevada insólita y lluvias intensas en el Norte

Estamos ante una nevada  muy inusual  que se iniciará como decíamos a lo largo de las primeras horas de este próximo viernes y se prolongará hasta el mediodía del sábado, cuando ya tenderá a ir a la baja. Durante las primeras horas del viernes, la nevada ganará protagonismo de norte a sur, afectando primeramente la cordillera cántabra (donde la nieve será más discreta en cotas altas), el Pirineo de Huesca y finalmente el catalán, con una cotadenieve que se situará los 1.600 metros o por debajo.

A partir de media mañana y mediodía hasta primeras horas del sábado  es cuando llegará la nevada más importante en los Pirineos. En el siguiente mapa, se muestran los espesores  que se pueden llegar a acumular en los Pirineos  según el color, siendo el naranja con espesores de hasta 50 centímetros acumulados y el lila hasta solo 5 centímetros. Mucha atención si viajan hacia los Pirineos este findesemana, porque la situación puede ser francamente complicada y se deberá llevar los vehículos bien equipados.

Mapa de acumulación de nieve prevista para los Pirineos hasta el sábado, 26 de septiembre de 2020
La nevada será abundante en la vertiente norte de los Pirineos | Skipass

En cuanto a los espesores, vean como se podrán acumular espesores de nieve  realmente importantes en el Valle de Aran, Formigal o norte de Astún de hasta 50 centímetros  por encima de los 2.000 metros, aunque la cotadenieve bajará más en la vertiente norte, hasta los 1.200 metros, pero por debajo habrá acumulaciones más modestas.  

Además de la nevada, las lluvias van a ser muy intensas y continuadas en el Cantábrico, especialmente, en la vertiente más oriental donde zonas del País Vasco y zonas del norte del Pirineo navarro podrían acumular registros próximos a los 100l/m² en todo el episodio. Todo ello, acompañado en ocasiones por chubascostormentosos. Además, chubascos  más débiles también podrían llegar al Sistema Ibérico, muchas zonas de Castilla y León e incluso la Sierra de Gredos, Madrid y Béjar, dificilmente más al sur.  Típica situación de norte de finales de otoño o invierno. Habrá que volver a sacar los paraguas a pasear durante buena parte del fin de semana en el norte del país. 

¿Hasta cuándo durará el frío atípico?

Pues todo parece indicar según los mapasdeltiempo que este ambiente atípico de otoño avanzado se va a prolongar todo el findesemana, pero a partir del lunes las temperaturas empezarían a subir de nuevo otra vez por el sur, donde ahí el cambio de tiempo va a ser visto y no visto.  Con todo, la nieve  que caiga se  marchará rápidamente por debajo de los 2.000 metros  y sólo quedarán más encalados las cumbres.