Imagen de una máquina quitanieves

Cambio radical con batacazo de las TºC, nieve y más lluvias: vuelve el invierno a finales de semana

Las TºC diurnas caerán en picado en todo el país y las precipitaciones ganarán protagonismo en muchos puntos

Tras una semana con temperaturas  anormalmente altas, con valores incluso más típicos de primavera que de invierno, el tiempo  quiere cambiar radicalmente  a partir del fin de semana debido a la llegada de una masa de aire  más fría  del norte de Europa. Además, este aire frío que nos llegará por las capas más altas de la atmosfera de cara a finales de semana, formará una borrasca  encima de la Península Ibérica, que será la responsable de generar precipitaciones  en muchos puntos. En definitiva, después de muchos días prácticamente con ambiente primaveral, este cambio de tiempo nos hará recordar que aún no ha acabado el invierno  ni mucho menos.

Fin de semana caótico

Estos próximos días, hasta el viernes, veremos como las temperaturas  sufren pequeños cambios, pero será a partir del sábado cuando sufrirán un batacazo  notable en gran parte de España  y tendremos que recuperar los abrigos en gran parte del país. De las temperaturas  atípicas de finales de marzo o abril que estamos teniendo esta semana pasaremos a temperaturas  más  típicas de principios de febrero  o enero otra vez. Todo ello, con termómetros que se desplomarán aún más de cara al domingo, donde muchas capitales de provincia del centro y norte peninsular no alcanzaran ni los 10ºC, es decir, prácticamente 10ºC menos de los valores que estamos teniendo esta semana. Por lo tanto, ojo a los resfriados.

Batacazos de hasta 10ºC

Por poner unos ejemplos del batacazo que sufrirán los termómetros el domingo, ciudades como Madrid, Albacete, Mérida o Ciudad Real amanecerán tanto sábado como domingo con temperaturas  por debajo de los 10ºC durante las horas centrales del día. En el caso de ciudades como Burgos, Ponferrada, Segovia, Ávila, Valladolid o León, podrían bajar incluso de los  7ºC  durante el mediodía. Habrá que sacar las chaquetas  y los abrigos  de nuevo otra vez después de días sin hacerlo. Por la noche, las heladas  se generalizarán de nuevo en todo el interior peninsular, siendo severas  en algunos puntos de la Ibérica y la meseta norte. A continuación, os adjuntamos un mapa de temperaturas  máximas previstas para España  a lo largo del domingo, donde se observan valores de pleno invierno:

Mapa de temperaturas máximas previstas para el domingo 7 de febrero de 2021 en España
La mayoría de termómetros marcarán valores por debajo de los 10ºC al mediodía domingo | MetDesk / WxCharts

  

¿Dónde lloverá o nevará más?

Hasta finales de semana, las lluvias  de carácter más bien cálido, con una cota de nieve  elevada por encima de los 1.800 metros, se mantendrán en áreas de influencia atlántica dejando chubascos y lluvias  débiles en general, excepto en Galicia, donde serán moderadas. El grueso de las precipitaciones llegará a partir del sábado con la formación de la borrasca  citada anteriormente y que será la encargada de traer lluvias  y nevadas  en muchos puntos del centro, sur y norte peninsular de cara al sábado, mientras que Galicia y áreas del Mediterráneo serían las zonas donde menos precipitaciones  habría.

La  cota de nieve durante la mañana del sábado se mantendrá alta, alrededor de los 1.400 metros, mientras que durante la tarde y la noche, coincidiendo con la retirada de las precipitaciones, bajará hasta los 900 metros, puntualmente más baja en la mitad norte. Aun así, las nevadas  serán copiosas por encima de los  1.500 metros  en la cordillera Cantábrica, áreas de la Ibérica y estaciones de esquí  de la comunidad de Madrid, las cuales estaban en condiciones de nieve  muy pobres, pues se verán beneficiadas en este sentido. También la vertiente sur de los Pirineos podría recibir una buena nevada  en cotas medias y altas.

¿Nevará en cotas muy bajas?

Todo parece indicar que la nieve  no llegará en cotas bajas de forma extensa en esta ocasión y será muy difícil ver nevar  por debajo de los 900 metros en gran parte de España. Si los mapas del tiempo no cambian mucho, todo parece indicar que de cara al domingo, aún entraría más aire frío, con lo cual la cota de nieve  se mantendría baja alrededor de estos 800 o 900 metros, pero las precipitaciones  ya serían mucho más locales y quedarían restringidas en áreas del Cantábrico oriental, Castilla y León y noreste de la Península, con lo cual, aunque haya cota  para ver nevar, las precipitaciones serán más bien escasas y anecdóticas. En definitiva, una situación normal de invierno, sin nevadas  en cotas  excesivamente bajas, pero que será noticia porque venimos de un ambiente anormalmente cálido y notaremos de forma acusada este brusco cambio hacia el retorno del invierno en nuestro país. 

¿Se mantendrá el frío invernal?

Según los mapas del tiempo a largo plazo nos indican que el ambiente invernal  podría prolongarse hasta el martes o primeras horas del miércoles, pero a partir de entonces, las masas de aire más cálidas atlánticas con vientos  de suroeste  parece que volverían a imponerse en gran parte de España, dejando de nuevo temperaturas  más típicas de marzo o abril, que no de febrero, sobre todo en áreas mediterráneas, mientras que en áreas de influencia atlánticas seguirían las lluvias, pero también con temperaturas  muy suaves  y atípicas, tanto durante los días como por las noches. Pero habrá que ir siguiendo los mapas del tiempo para ver si se confirma este pronóstico.