Imagen de una carretera colapsada por la nieve en Burgos

Del polvo africano al caos por una nevada sorpresa en España: ¿qué ha pasado en tan pocas horas?

La ciudad de Burgos se ha levantado cubierta de nieve a contra pronóstico con muchos problemas en las carreteras

Sorpresa con mayúsculas la que se han llevado esta mañana de lunes, 8 de marzo, los habitantes de la ciudad de Burgos, en Castilla y León, cuando han salido a la calle y han visto que la nieve caía con ganas dejándolo todo bien blanco. Una nevada que en ningún caso estaba prevista, ya que la cota se ha desplomado contra todo pronóstico muy por debajo de lo que se esperaba, hasta los 800 metros de altura. De este modo, hemos pasado del polvo africano y las temperaturas atípicas de los últimos días a un ambiente de pleno invierno, cosa que ha provocado el caos en las carreteras a primeras horas.

Pero ¿cómo es posible que el tiempo haya cambiado tanto en tan pocas horas? La razón la encontramos en un coque repentino de masas de aire que ha puesto punto y final a una dinámica de muchos días con vientos mayoritariamente del sur cargados de polvo africano en suspensión y ambiente atípicamente suave para la época. Estamos en marzo, y el invierno aún quiere dar sus últimos coletazos antes de que se instale definitivamente la primavera.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸Las fotos y videos más espectaculares del Tiempo en España ☀️Con mapa de la predicción diaria. Pincha aquí ¡TE ESPERAMOS!

¿Qué ha pasado en Burgos?

Las previsiones indicaban un cambio de tiempo importante entre el fin de semana y este lunes, con la llegada, por una parte, de una gota fría por el sur peninsular y el Mediterráneo, y, por otra parte, de una bolsa de aire mucho más frío proveniente del centro de Europa en todo el norte de España. Esto hacía prever un cóctel explosivo con precipitaciones y más frío, así como un deslome de la cota de nieve hasta los 1.200 metros en la zona de los Pirineos, Cordillera Cantábrica y Sistema Ibérico, donde la nevada también es destacable este lunes.

No obstante, el desplome de las temperaturas ha sido mucho más importante en algunos puntos donde las precipitaciones han caído con más intensidad, como es el caso de la zona de Burgos, y esto ha hecho que la cota de nieve haya caído en picado muy por debajo de lo previsto, hasta los 800 metros, dejando estampas de pleno invierno en la misma capital de provincia, donde sus habitantes se han quedado sin palabras cuando han abierto las persianas esta mañana y lo han visto todo completamente blanco.

Un fugaz retorno al invierno, ya que la nieve ha dado paso a la lluvia a partir de media mañana por debajo de los 1.000 o 1.200 metros. Pese a que las temperaturas se mantendrán frías en el norte, al menos, hasta el miércoles por la mañana, la tendencia de cara al resto de la semana será que los termómetros se recuperen claramente

Caos en las carreteras

La nevada sorpresa ha pillado desprevenidos a muchos conductores que, en varias ocasiones, se han visto atrapados por la nieve. Por ejemplo, la BU-30 ha sufrido retenciones de varios kilómetros con miles de vehículos atrapados en la carretera, mientras que varios camiones han estado embolsados en Villagonzalo Pedernales, a cuatro kilómetros de la ciudad.

También ha habido muchos problemas para circular por los accesos a Burgos desde las entradas de Valladolid y León. El ayuntamiento burgalés ha activado el Plan de Emergencias Municipal de Burgos (PEMBUR) ante la nevada, que también ha causado problemas en las calles del centro, donde los operarios han trabajado durante horas para garantizar la seguridad de los conductores y peatones.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), la nieve también ha causado problemas de circulación en la AP-1 y la N-I a su paso por Burgos, mientras que está prohibida la circulación de camiones y de vehículos articulados en la A-231 y la A-1 en Lerma y Quintanillas (Burgos) y en la DSA-180 en Hoya (Salamanca). Están intransitables la NA-2011 y la NA-2012 en Ochagavía/Ots Agabia (Navarra) y la CA-643 en Lunada (Cantabria), mientras que se pide precaución en la N-630 en el puerto de Pajares de Asturias.

No te fíes de marzo

Pese a que pueda sorprender el cambiazo de tiempo que hemos tenido estas últimas horas en varios puntos de España, lo cierto es que marzo siempre se comporta así. Estamos en un mes en el que el invierno va y viene y la primavera se va abriendo paso, cosa que provoca que un día tengamos frío, lluvias y nieve, y otro sol con clara subida de las temperaturas.

Así que ya saben, no guarden aún la ropa de invierno porque el frío aún no lo ha dicho todo este año. Como apunta el dicho popular, ‘Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo’.