Imagen ilustrativa de la presencia del hombre en la Luna

La NASA planea construir la primera gran infraestructura humana de la historia en la Luna

El proyecto, que está en una fase muy inicial, significaría un gran avance en el estudio del espacio

La NASA está financiando una propuesta en la etapa inicial para construir un telescopio de malla de un kilómetro de diámetro dentro de un cráter en la cara oculta de la Luna. Se denomina LCRT (Lunar Crater Radio Telescope) y su ubicación le pone a salvo de las interferencias humanas. Si se lleva a cabo el proyecto, sería la primera gran infraestructura humana que se construye en el satélite natural de la Tierra.

«Un radiotelescopio de longitud de onda ultra larga en el lado lejano de la Luna tiene enormes ventajas en comparación con los telescopios terrestres y en órbita terrestre», según el científico que propone su construcción, Saptarshi Bandyopadhyay, especialista en robótica del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

En la presentación del proyecto publicada por la agencia espacial estadounidense, se argumenta que tal telescopio puede observar el universo a longitudes de onda superiores a 10 metros, que se reflejan en la ionosfera de la Tierra y hasta ahora permanecen en gran parte inexploradas por los humanos.

Además, se explica que la Luna actúa como un escudo físico que aísla el telescopio de la superficie lunar  de interferencias de radio y ruidos de fuentes terrestres, ionosfera, satélites en órbita terrestre y el ruido de radio del Sol durante la noche lunar.

Cómo sería el nuevo telescopio

Bandyopadhyay y sus colaboradores proponen desplegar una malla de alambre de 1 kilómetro de diámetro utilizando robots escaladores en un cráter lunar de 3 a 5 kilómetros de diámetro en el lado lejano de la Luna, con una relación adecuada de profundidad a diámetro, para formar un reflector esférico.

El LCRT, con un diámetro de 1 km, sería el radiotelescopio más grande construido por el ser humano, y podría permitir enormes descubrimientos científicos en el campo de la cosmología al observar el universo primitivo en la banda de longitud de onda de 10-50 m (es decir, banda de frecuencia de 6-30MHz), que no ha sido explorada por los humanos hasta la fecha.