Imagen de una lluvia de estrellas

Atentos al cielo | Llega el clímax de la lluvia de estrellas de las Eta Acuáridas: dónde y cuándo verlas

Si la meteorología lo permite, podremos disfrutar de uno de los fenómenos destacados de la agenda astronómica de la primavera

La agenda astronómica no da tregua esta primavera de 2021 y, de cara a los primeros días de este mes de mayo, viviremos el clímax de uno de los eventos presentes en esta selecta lista: la lluvia de estrellas de las Eta Acuáridas. Un fenómeno que, aunque no será especialmente intenso, permitirá disfrutar del espectáculo celeste durante unas noches en las que ya apetece más estarse en el exterior gracias a la subida de temperaturas.

Dónde y cuándo ver la lluvia de estrellas

Según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN), la lluvia de estrellas de las Eta Acuáridas empezó muy tímidamente hacia el 19 de abril y durará hasta el 28 de mayo. No obstante, el mejor momento para disfrutar de la máxima intensidad de este fenómeno será entre los días 5 y 6 de mayo, cuando se vivirá el clímax de la caída de meteoros.  De hecho, el pico máximo será la madrugada del 6.

Se calcula que se podrán ver alrededor de 50 meteoros por hora en esta ocasión, aunque hay años en los que se pueden llegar a ver cerca de 85 por hora. No obstante, no se ve de la misma manera en todo el planeta. Aunque esta lluvia de estrellas se divisa desde ambos hemisferios, es en el del sur donde será más intensa, aunque es en los trópicos donde el fenómeno será más visible.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸Las fotos y videos más espectaculares del Tiempo en España ☀️Con mapa de la predicción diaria. Pincha aquí ¡TE ESPERAMOS!

De este modo, el mejor lugar para ver a las Eta Acuáridas en España serán las Islas Canarias, ubicadas en el trópico de Cáncer, mucho mejor que en la península o en las Islas Baleares. No obstante, las pequeñas bolas de fuego podrán verse en menor o mayor intensidad por todo el territorio español.

Se calcula que los meteoros caerán a una gran velocidad una vez impacten contra la atmósfera y se incendien, a unos 237.600 km/h. Las trazas iluminadas de las bolas de fuego durarán milésimas de segundos o muy pocos segundos. No es, ni mucho menos, una de las lluvias de estrellas más destacadas del año.

La meteorología y la Luna, claves

En cuanto a la previsión meteorológica, parece que, en general, tendremos una situación muy tranquila de noche con cielos despejados en la mayoría del país. Tan solo habrá algunas nubes altas pasajeras, restos de nubarrones en áreas montañosas y también nubosidad en el Cantábrico y Galicia.

Asimismo, la Luna estará menguante  y con una luminosidad de entre el 27% y el 36%. Una intensidad menor pero que aún puede fastidiar la visión nítida del cielo nocturno. Las primeras horas de las noches y madrugadas de los días 5 y 6 serán las mejores, debido a que el satélite saldrá a partir de las cuatro o cinco de la madrugada.  

El cometa Halley, detrás de las Eta Acuáridas

El origen de las Eta Acuáridas lo encontramos en el cometa Halley, cosa que también pasa en octubre con la lluvia de estrellas de las Oriónidas. Cada año para estas fechas primaverales, una masa de polvo espacial se cruza con la Tierra y produce el impacto de pequeños meteoros contra nuestra atmósfera, provocando estas bolas de fuego fugaces. Reciben este nombre porque, desde la Tierra, los trazos fugaces caen mirando hacia la estrella Eta de la constelación de Acuario. 

Lo mejor de la agenda primaveral está por llegar

La lluvia de estrellas de las Eta Acuáridas se produce justo entre las dos primeras superlunas del año 2021. La primera tuvo lugar el 27 de abril, pero la siguiente será el 26 de mayo y será mucho más especial, debido a que, además, tendremos un eclipse lunar total en algunos puntos del mundo.

No obstante, el fenómeno astronómico más esperado de esta primavera será el eclipse anular de Sol que, desde España, se verá de forma parcial. De este modo, tenemos una agenda astronómica muy llena y entretenida de cara a estas próximas semanas, dejando una primavera en la que no podremos parar de mirar al cielo, especialmente de noche.