Imagen de un coche transitando por una vía inundada

Imágenes: Inundaciones y granizadas en una tarde de fuertes tormentas en el norte de España

Los aguaceros han dejado intensidades de precipitación muy elevadas y han afectado principalmente Castilla y León, La Rioja, Aragón y el norte de Cataluña

El frente frío que está entrando por el Cantábrico a lo largo de esta tarde del miércoles, 3 de junio, lo está haciendo con puntualidad y esto ha provocado que se disparen las tormentas siendo severas e intensas en muchos puntos del norte peninsular. Las tormentas se han empezado a formar en Castilla y León y han acabo barriendo todo el norte peninsular, afectando  también de manera severa en La Rioja o el oeste de Aragón.

El contraste del aire muy frío en altura proveniente del norte de Europa con el calor que ha hecho hoy, está haciendo disparar las tormentas en el norte, dejando incluso granizadas, fuertes rachas de viento e inundaciones puntuales. Es un ejemplo claro de ello, el aguacero que ha caído en la localidad de Burgos  dejando pequeñas inundaciones.

Las tormentas  siguen intensificándose y  ya están llegando de forma violenta también en muchos sectores de La Rioja, Navarra e incluso Aragón, donde descargan también con fuerza. Se han recogido hasta 28 litros/m² en Larués, Huesca, 26 litros/m² en Sabiñánigo o 15 litros/m² en Burgos, entre otros, pero lo más destacado ha sido la intensidad de precipitación. Se han llegado a superar los 10 litros/m² en 20 minutos en el caso de Burgos.

La situación mejorará, pero con ambiente más frío

Las tormentas seguirán afectando muchos puntos del centro y norte peninsular durante esta noche y madrugada del miércoles al jueves, pero a partir de media mañana del jueves, 4 de junio, las precipitaciones serán más aisladas y van a quedar concentradas en puntos del sureste peninsular.

Eso sí, aunque haya más claros y menos nubosidad, las temperaturas sufrirán un brusco descenso y serán claramente inferiores a las de estas jornadas anteriores, con ambiente incluso frío, tanto en el Cantábrico como en Castilla y León, donde las temperaturas diurnas quedarán incluso por debajo de los 20ºC.