Imagen de la devastación del terremoto en Grecia

Vídeos: Derrumbes, heridos y caos en las calles por un fuerte terremoto de 6,3 en Grecia

El epicentro se ha situado a unos 24 kilómetros de la ciudad de Lárisa

Un terremoto  de  magnitud 6,3 en la escala de Richter ha sacudido este miércoles, 3 de marzo, el centro de Grecia  dejando al menos tres heridos  y decenas de derrumbes de edificios, provocando el pánico entre los habitantes, muchos de los cuales han salido en masa a la calle por miedo a daños más graves en sus casas. El seísmo  se ha sentido incluso en países vecinos, pero de momento no hay víctimas mortales. Aun así, la cifra de heridos, uno de los cuales está grave, podría ser provisional, ya que los equipos de emergencia siguen trabajando en las zonas más afectadas. Los daños personales han sido causados por la caída de ladrillos y otros escombros de edificios, mientras que otras seis personas han tenido que ser rescatadas de edificios que se han venido abajo.

Según el Instituto Geodésico de Atenas, el epicentro  del terremoto,  que ha  ocurrido a las 12.16 hora local (10.16 GMT), se ha ubicado a 16 kilómetros  al sur de la localidad de  Elasona, en el distrito de Lárisa y a una profundidad  de 8,5 kilómetros. El principal  temblor ha durado alrededor de 15 segundos, pero durante los minutos siguientes se han producido multitud de réplicas con magnitudes  de entre  4,2 y 5,1. A continuación, os dejamos algunas de las imágenes  y vídeos  que se han compartido en las redes sociales sobre los fuertes seísmos y sus consecuencias devastadoras.

Miedo entre la población

«Estaba en la calle y, de repente, el suelo empezó a moverse; todos nos mirábamos y nos preguntábamos, ¿cuándo parará?» ha explicado una periodista local en la televisión pública griega, según informa la agencia 'EFE'. En este sentido, el presidente de la región de Grecia  central, Konstantinos Agorastós , pidió la evacuación inmediata de todos los edificios públicos y colegios como medida de precaución.

En las localidades de Mesojori, de 551 habitantes, y Damasi, con 1.380 vecinos, que están situadas en el epicentro  del seísmo, decenas de edificios se han derrumbado  y muchos más han sufrido daños, además de haberse registrado deslizamientos de tierra en la región. Las calles y plazas de Lárisa, Tríkala y Karditsa se han llenado de gente después de que las autoridades pidieran a los vecinos que no entraran en los edificios en un par de horas como prevención ante posibles fuertes réplicas, lo que ha provocado embotellamientos en las principales vías de la ciudad, donde, además, siguen subiendo los casos de covid-19.
 

Se ha notado en casi todo el país

El terremoto  no solo afectó la zona central del país. Se sintió también con fuerza en Salónica, la segunda ciudad en importancia del país, situada 150 kilómetros al norte del epicentro,  y también llegó a sentirse con fuerza en Atenas, la capital de Atenas, que está situada a casi 400 kilómetros al sur del epicentro.  En general, se ha notado en prácticamente todo el país con mayor o menor fuerza. Además, también se sintió en países vecinos como Macedonia del Norte, Kosovo y Montenegro, a varios cientos de kilómetros al norte del suceso, los temblores también fueron sentidos de forma general por la población, aunque en estas otras zonas, ya sin daños aparentes.

Grecia, tierra de terremotos

Grecia  es uno de los países con mayor actividad sísmica del mundo. Afortunadamente, la mayoría de los terremotos  griegos son relativamente leves, pero siempre existe la posibilidad de una actividad sísmica  más severa. Los constructores griegos son conscientes de esto y los edificios modernos están construidos para ser seguros durante los terremotos. Eventos de este tipo a menudo golpean cerca de Turquía y causan daños materiales y personales mucho más graves debido a códigos de construcción menos estrictos. Este fue el caso del grave seísmo que hubo a finales de octubre de 2020, con muchos derrumbes y más de 100 muertos. 

La mayor parte de Creta, Grecia  y el resto de islas griegas están contenidas en una «caja» de fallas que se extienden en diferentes direcciones. Esto se suma al potencial sísmico de los volcanes aún vivos, incluido el volcán Nysiros, que algunos expertos creen que está atrasado por una gran erupción. Muchos de los terremotos  que azotan Grecia  tienen sus epicentros  bajo el mar. Si bien estos pueden sacudir las islas circundantes, rara vez causan daños graves. Los antiguos griegos atribuyeron los terremotos  al dios del mar, Poseidón , tal vez porque muchos de ellos estaban centrados bajo las aguas.