Imagen de un eclipse total de Sol

Llega el único eclipse total de Sol de este 2020: cuándo y en qué lugar del mundo

El espectacular fenómeno solo se podrá ver en una parte concreta del planeta

Este extraño 2020 ha sido extraordinario en cuanto a la astronomía con fenómenos constantes y espectaculares en nuestros cielos que nos han maravillado y han dejado imágenes preciosas como, por ejemplo, los cuatro eclipses penumbrales, el último de los cuales tuvo lugar justo el 30 de noviembre. A pocos días de acabar el año, el cielo aún nos depara una sorpresa más: un eclipse total de Sol. 

No obstante, este fenómeno, que tiene lugar este lunes 14 de diciembre, no se apreciará en España, ya que el espectáculo será visible tan solo en una parte muy concreta del planeta. Aunque el punto álgido durará poco y los países que lo podrán contemplar serán pocos, la verdad es que quien lo pueda presenciar vivirá una experiencia que pocas veces podemos disfrutar a lo largo de nuestras vidas.

Dónde y cuándo se producirá el eclipse solar

El eclipse tiene lugar este lunes, 14 de diciembre,  y se iniciará a las 13:34h (Tiempo Universal) en el océano Pacífico. Su duración será de hasta 319 minutos, es decir, de un poco más de cinco horas y cuarto, finalizando a las 18:53h (Tiempo Universal) en un punto del océano Atlántico  al sur de la isla de Santa Elena (Reino Unido), según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

El fenómeno cruzará toda la zona fronteriza entre los océanos Pacífico y Atlántico a lo largo de la jornada, afectando especialmente los países de Chile y Argentina, donde el Sol quedará completamente tapado por la Luna durante un par de minutos en una franja estrecha de estos dos países justo en el punto álgido. De hecho, la totalidad de la sombra lunar recorrerá una línea prácticamente recta varios kilómetros al sur de las capitales de los dos países, Santiago y Buenos Aires.

En el resto de estos dos países, el eclipse será prácticamente total sin llegar a ver tapado completamente el Sol. Las otras zonas del planeta que también podrán disfrutar del eclipse parcial  serán la Polinesia Francesa, la zona más occidental de la Antártida, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Perú, Ecuador, el sur de Brasil, varias islas del Atlántico y todo el suroeste de África.  

Un fenómeno que quedará completamente concentrado en esta zona del hemisferio sur donde, actualmente, es verano. Por tanto, ni Europa, Norteamérica, Oceanía ni gran parte de África podrán contemplar ni un poquito este espectáculo de la naturaleza.

Cómo ver el eclipse solar

Si somos privilegiados y nos encontramos en la zona del planeta afectada por el eclipse, tenemos que tener muy claro como observar el fenómeno. El Sol no lo podemos mirar fijamente porque nos podría causar daños irreversibles en nuestros ojos, razón por la cual necesitamos un material especial. Lo mejor serían lentes especiales para ver eclipses y que filtran más del 99% de los rayos solares. Tenemos que tener garantía de que estas lentes tienen los filtros correctos antes de usarlas.

También podemos utilizar un método más rudimentario y seguro, que consiste en la observación indirecta del eclipse. Esto consiste en poner en el aire un agujero perfectamente redondo y que refleje la luz solar en un papel blanco. De este modo, podremos ver como avanza la sombra lunar por encima de la luz solar. 

Qué es un eclipse solar

El eclipse solar se produce cuando la Luna se interpone justo entre la Tierra y el Sol, cosa que provoca que la sombra del satélite circule por encima de la superficie terrestre. De este modo, en algunos puntos del planeta vemos como el astro desaparece por unos momentos, o queda tapado parcialmente por el satélite.

Dependiendo de la distancia en la que se encuentra la Luna de la Tierra, provoca que el eclipse sea de una manera u otra. Si el satélite se encuentra bastante cerca, el eclipse será total con todo el astro tapado durante unos minutos, el clímax del fenómeno. En cambio, si el satélite se encuentra más lejos, el eclipse será anular, porque la Luna no es capaz de tapar completamente el Sol y, cuando el eclipse llega a su máximo, se ve la Luna justo en el medio dejando ver un aro solar alrededor de ella. De hecho, este es aún más bello y espectacular.