Imagen de un huracán en el Atlántico desde satélite

Los ciclones tropicales no dan tregua: 'Burevi' provoca daños y miles de personas evacuadas en Sri Lanka

Mannar fue la zona más afectada y las autoridades se vieron obligadas a evacuar a unas 6.000 personas

Unas 10.000 personas debieron ser evacuadas, una permanece desaparecida y al menos cuatro resultaron heridas  al paso por  Sri Lanka del ciclón  Burevi, que también causó daños materiales en centenares de hogares, según informaron este jueves fuentes oficiales. «Una persona en Jaffna (en la Provincia Norte) ha desaparecido, mientras que en total el ciclón  ha afectado a 12.252 personas. Fue muy extraño para nosotros, los vientos venían cargados de agua del mar y, por la mañana, vimos la destrucción. Había casas dañadas y árboles derribados», dijo a Efe Robert Peries, un habitante de 54 años de edad de la ciudad costera de Pesalai, en Mannar.

Lluvias torrenciales y vientos huracanados

Según la fuente, otras cuatro personas resultaron heridas  y más de 200 hogares fueron dañados por los fuertes vientos huracanados con rachas superiores a los 100 km/h y las lluvias torrenciales que superaron los 200 litros/m acompañaron a Burevi, que tocó tierra anoche en la costa nororiental de la nación isleña. Kodippili afirmó que Mannar, en la Provincia Norte, fue la zona más afectada y las autoridades se vieron obligadas a evacuar  a unas  6.000 personas.

La mayor parte voló al mar, los vientos eran muy fuertes. Mi barco resultó también completamente destrozado», dijo. A causa de la pandemia del coronavirus, en un país que cuenta con unos 25.000 casos y 124 muertes  por la pandemia, las autoridades esrilanquesas evitaron realizar evacuaciones  preventivas y únicamente desplazaron a las personas más vulnerables cuando el ciclón se encontraba cerca de la costa. Según Peries, muchas de las construcciones dañadas en la zona pertenecen a pescadores. «Más del 80% de sus equipos de pesca también resultaron dañados.

El peor ciclón desde 2017

Este nuevo ciclón  supone un nuevo varapalo, en pleno inicio de la temporada  de monzones, en la industria pesquera de la nación isleña, principal fuente de ingresos para la mayoría de los habitantes de la costa norte y este, en un momento especialmente delicado por la caída de ventas después de que se detectase un foco de coronavirus entre pescadores.

Burevi es uno de los mayores ciclones  desde que Ockhi golpeó Sri Lanka  en diciembre de 2017, dejando al menos una decena de muertos  y provocando la evacuación  de centenares de personas. «Lo peor del ciclón ya ha atravesado el país y ahora se ha movido hacia el mar», informó a Efe una fuente del Departamento Meteorológico esrilanqués. Burevi avanza ahora hacia la costa sureña de la India, donde se espera que toque tierra a lo largo de esta noche y la próxima mañana del viernes, 3 de diciembre.

Temporada de ciclones en el Índico Norte

Según indica la Wikipedia, la temporada de ciclones  en el océano Índico norte de 2020 es un evento actual en el ciclo anual de formación de ciclones tropicales. La temporada no tiene, exactamente, fecha de inicio y finalización, aunque los ciclones  tienden a formarse entre marzo y diciembre, con mayor incidencia entre abril y noviembre. Estas fechas convencionalmente delimitan el período de cada año cuando la mayoría de los ciclones tropicales se forman en el norte del océano Índico.

La primera tormenta ciclónica  nombrada, Amphan, el 16 de mayo. Dos días después, Amphan se intensificacó muy bruscamente convirtiéndose de tormenta ciclónica muy severa a una tormenta  súper ciclónica. Esto lo convirtió como el segundo ciclón  tropical más intenso de la cuenca en muchos años y solo con el ciclón  'Odisha' de 1999 que igualo su intensidad y la segunda  tormenta súper ciclónica formada en una fila, junto con el ciclón Kyarr. Por el momento, se ha reportado dos personas fallecidas en Sri Lanka  y no causó daños mayores por Amphan. La segunda tormenta ciclónica nombrada, Nisarga formada el 1 de junio, luego tocó tierra en Maharashtra en el occidente de la India como un  ciclón tropical  equivalente a categoría 1.