Imagen de un cohete viajando hacia el espacio

Volvemos a la Luna: en marcha una nueva y crucial misión hacia nuestro satélite

La misión consistirá en recoger muestras de la Luna a lo largo de 23 días

El lanzamiento de la sonda espacial Chang'e-5 a la  Luna  se ha conseguido hacer con éxito y ha tenido  lugar esta pasada madrugada del martes a las 04.30 hora local (20.30 GMT) mediante el cohete  portador Larga Marcha-5 desde el centro de lanzamiento de Wenchang, en la provincia insular de Hainan, en el sur del país. El objetivo de la misión espacial es recolectar muestras de la Luna  y posteriormente regresar a la Tierra, en la primera misión  de este tipo desde la década de 1970.

Misión espacial muy compleja

Según la agencia estatal Xinhua, se trata de una de las misiones espaciales  más complicadas y desafiantes que ha afrontado el país asiático, que el año pasado ya consiguió que la sonda  Chang'e-4 alunizase con éxito en la cara oculta de la Luna, la primera vez en la historia que eso se consiguió. «La sonda  ha entrado con precisión en la órbita preestablecida y la misión  ha sido completada con éxito», afirmó tras el lanzamiento el director del mencionado centro y jefe de la misión, Zhang Xueyu, citado por la cadena CCTV.

Se espera ahora que la Chang'e-5 despliegue varios módulos sobre la superficie lunar  para recolectar unos dos kilogramos de muestras en un área no visitada anteriormente en la cara visible de la Luna.  «La misión  ayudará a promover el desarrollo científico y tecnológico de China  y sentará una importante base para futuros alunizajes tripulados», agregó Pei Zhaoyu, subdirector del Centro de Exploración Lunar de la Administración Nacional del Espacio de China, citado por la agencia.

23 días de ruta por la Luna

La nave  tardará dos días en llegar a la superficie lugar y la misión  se extenderá durante unos 23 días, según Pei, con lo que las muestras llegarían a la Tierra a mediados de diciembre. La misión  convertiría a China  en el tercer país capaz de recolectar muestras lunares después de que anteriormente lo hicieran Estados Unidos y la extinta Unión Soviética en la década de 1970. El país asiático realizó su primer aterrizaje lunar  en 2013 y en enero de 2019 logró que la  sonda Chang'e-4 aterrizara en su cara oculta. El objetivo final del programa es una misión  tripulada a la Luna, aunque no se ha fijado la fecha para ello y algunos expertos la sitúan en torno al año 2036.

Según CCTV, la misión  busca «contribuir a los estudios científicos sobre la formación y evolución de la Luna». El Larga Marcha-5  ya llevó al espacio con éxito la primera misión china  a Marte, la Tianwen-1, el pasado 23 de julio. Por su parte, el programa Chang'e (bautizado así en honor a una diosa que, según las leyendas chinas, vive en la Luna) comenzó con el lanzamiento de una primera sonda  orbital en 2007.

¿Cuándo empezó la exploración de la Luna?

Según la Wikipedia, la exploración de la Luna  empezó a conseguirse a través de sondas automáticas o naves tripuladas con el objetivo de sobrevolar, orbitar la Luna  o bien alunizar en ella se inició en los últimos años de la década de 1950. Las misiones lunares se pueden dividir en dos grandes grupos:  misiones lunares  tripuladas y no tripuladas.

La antigua Unión Soviética fue la pionera al realizar  misiones lunares no tripuladas entre 1959 y 1976, pero el Proyecto Apolo de los Estados Unidos fue el único que realizó misiones lunares tripuladas. Con posterioridad, Europa, Japón, China y la India han realizado  misiones lunares no tripuladas todas con relativo éxito.

Sin duda, de la primera etapa de la exploración espacial de la luna, el evento más destacado fueron los alunizajes tripulados del Proyecto Apolo llevados a cabo entre 1969 y 1972. Siguieron todos el método del Encuentro en Órbita Lunar ó LOR (Lunar Orbit Rendezvous). Este método utilizaba dos vehículos que despegaban en el mismo cohete y viajaban unidos, uno para ir y volver de la Luna, y otro más pequeño para alunizar. Las operaciones de acoplamiento se realizaban en órbita lunar.