Imagen del desierto del Sahara en un atardecer

El calor sahariano, una gran amenaza para el futuro de España por culpa del cambio climático

Los últimos datos indican que este tipo de olas de calor serán cada vez más frecuentes y afectarán a un tercio de la humanidad en unas décadas

Las áreas del planeta que albergan a un tercio de los humanos se volverán tan calientes como las partes más calientes del Sahara dentro de 50 años, a menos que disminuyan las emisiones de gases de efecto invernadero, según una investigación publicada en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’. España sería una de las zonas más amenazadas.  

El calentamiento rápido significaría que 3.500 millones de personas vivirían fuera del ‘nicho’ climático en el que los humanos han prosperado durante 6,000 años. Los hallazgos son una clara advertencia de que las continuas emisiones de carbono pondrían al mundo en mayor riesgo de nuevas crisis sin precedentes, concluye el equipo internacional de investigación de arqueólogos, ecólogos y científicos del clima.

Un gran contraste para la humanidad

La mayoría de las personas que viven en lugares donde la temperatura promedio anual es de aproximadamente 11-15°  y un número menor de personas que viven donde la temperatura promedio es de aproximadamente 20- 25°. En este sentido, los impulsores del proyecto creen que este cambio climático implicará restricciones sobre qué necesitan para sobrevivir y prosperar los humanos.

En un escenario en el que las emisiones continúan aumentando sin cesar, la temperatura experimentada por la persona promedio habrá aumentado 7,5° para 2070. Eso es más que el aumento de temperatura promedio global esperado de poco más de 3° porque la tierra se calentará mucho más rápido que océano y también porque el crecimiento de la población está sesgado hacia lugares ya cálidos.

Este rápido aumento de la temperatura, combinado con los cambios proyectados en la población mundial, significa que aproximadamente el 30% de la población proyectada del mundo vivirá en lugares con una temperatura promedio superior a 29° dentro de 50 años, si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando. Actualmente, estas condiciones climáticas solo las experimenta el 0,8%  de la superficie terrestre mundial, la mayoría en las zonas desérticas del Sáhara.

Zonas inhabitables para los humanos

«Esto llevaría a 3.500 millones de personas a condiciones casi imposibles de vivir», dice Jens-Christian Svenning de la Universidad de Aarhus, coautor del estudio. «El virus del COVID 19 ha cambiado el mundo de una manera que era difícil de imaginar hace unos meses y nuestros resultados muestran cómo el cambio climático podría hacer algo similar», afirma, añadiendo que solo un rápido el recorte de las emisiones podría frenar el desastre.