Imagen del Observatorio Fabra de Barcelona

España pierde ante Alemania la esperada nueva sede de la agencia europea de meteorología

Las nuevas instalaciones las acogerá la ciudad alemana de Bonn en lugar de Barcelona, donde se iban a crear centenares de puestos de trabajo

Jarro de agua fría para el sector científico español después de saber que la nueva sede del Centro Europeo de Predicciones Meteorológicas (ECMWF) no aterrizará en nuestro país. La candidatura de Barcelona era finalista para acoger las nuevas instalaciones, que iban a implicar un auténtico revulsivo para la ciencia y sus puestos de trabajo en España, pero finalmente ha sido la ciudad alemana de Bonn la que ha ganado la batalla final.

Todo empezó en mayo, cuando se anunció que la candidatura de Barcelona era una de las más postuladas en toda Europa para acoger la tercera sede de este importante centro europeo. De hecho, las esperanzas de alcanzar este hito aumentaron en noviembre tras saber que, definitivamente, la capital catalana era una de las finalistas, habiendo superado importantes ciudades del resto del continente.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸Las fotos y videos más espectaculares del Tiempo en España ☀️Con mapa de la predicción diaria. Pincha aquí ¡TE ESPERAMOS!

No obstante, finalmente ha sido Bonn la que se ha llevado un premio muy esperado en la ciudad condal y que ha provocado una gran decepción entre los científicos y profesionales que trabajan en el mundo de la meteorología en nuestro país.

Una gran oportunidad perdida

La candidatura de Barcelona para acoger la nueva sede del ECMWF había generado muchas ilusiones y expectativas, ya que habría implicado un paso adelante decisivo para el sector científico español y para la creación de empleo. Y es que la capital catalana ofrecía, para acoger las nuevas instalaciones, un nuevo edificio preparado y adaptado para un ecosistema científico de primera línea y con la capacidad de generar inmediatamente cerca de 400 nuevos puestos de trabajo.

Asimismo, Barcelona contaba con otros puntos a favor, como la calidad de vida de esta importante ciudad mediterránea, las buenas conexiones e infraestructuras (tanto a nivel de transportes como de telecomunicaciones) y el amplio abanico científico con el que cuenta. También estaba muy valorada la gran oferta de escuelas internacionales barcelonesas, así como el dinamismo laboral y profesional. Unos reclamos que eran claves para la carrera final de esta larga decisión.

Pese a todos estos beneficios de la candidatura, finalmente en Consejo del Centro Europeo ha desestimado a la capital catalana y ha elegido a Bonn como la nueva ciudad que acogerá la tercera y nueva sede del ECMWF.

El ECMWF es una organización independiente intergubernamental formada por 22 estados miembros y 12 asociados. Fue fundada en 1975 y cuenta con cerca de 360 trabajadores provenientes de más de 30 países y tiene sedes en Reading (Reino Unido) y Bolonia (Italia).

Reacciones políticas

«Seguiremos trabajando para hacer de Barcelona capital de ciencia en Europa», ha afirmado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras conocer la noticia. En la misma línea, el primer teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, ha anunciado que conseguir la nueva subsede del Centro Europeo de Predicciones Meteorológicas «no ha sido posible por muy poco».

En un tuit, Collboni ha agradecido «el trabajo conjunto» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; a los ministros Teresa Ribera, Arancha González y Pedro Duque; al conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Ramon Tremosa, y al equipo técnico del Barcelona Supercomputing Center (BSC).

La candidatura de Barcelona se aprobó en el Consejo de Ministros del 29 de mayo del 2020, tras la presentación conjunta por parte de los Ministerios de Ciencia e Innovación, Asuntos Exteriores y Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Para prepararla se creó, el pasado mes de junio, un grupo de trabajo liderado inicialmente por el Ministerio de Ciencia e Innovación a través del Barcelona Supercomputing Center (BSC) en el que han estado representadas las tres administraciones. Tras su creación, este grupo ha trabajado de manera intensa y coordinada con la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que es quien representa oficialmente a España en el Consejo del Centro Europeo.