Imagen del río Ebro desbordado en La Rioja

Alerta en el norte de España: las lluvias y el deshielo ponen a varios ríos en peligro de desbordamiento

Uno de los desbordamientos, del río Eresma, ha inundado la Real Casa de la Moneda de Segovia

Tras muchas jornadas de nevadas  y acumulaciones significativas en muchos puntos por debajo de los 1.200 metros. Debido a la subida brusca de la cota de nieve, ahora todos los espesores de nieve  se están viendo claramente reducidos por debajo de los 1.500 metros. Esto hace que el deshielo, sumado a las precipitaciones  que siguen llegando desde el Atlántico, haya puesto en peligro  de desbordamiento  muchos cauces  de los ríos.

La situación más crítica a lo largo de esta tarde del viernes, 11 de diciembre, se concentra en gran parte del norte y centro peninsular, donde los cauces  de algunos ríos  principales empiezan a llegar a su límite. Entre ellos, las cuencas más críticas ahora mismo se encuentran en La Rioja, Castilla y León, gran parte de los ríos  que desembocan al Cantábrico y Galicia. Cabe destacar lo ocurrido con el río  Eresma en Segovia, que se ha desbordado  y ha provocado inundaciones  locales dentro de la Real Casa de la Moneda. 

La Real Casa de la Moneda de Segovia, inundada

En el caso de Segovia, el río  Eresma se ha desbordado  a su paso por la capital como consecuencia de las fuertes lluvias producidas en la noche del jueves, que continúan este viernes, y su agua  ha llegado hasta la Real Casa de la Moneda, lo que ha hecho necesaria la intervención de bomberos  y policías locales. Según ha informado en declaraciones a los medios desde el lugar afectado la concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Segovia, Raquel de Frutos, agentes de la Policía Local han acordonado la zona de La Alameda y San Marcos para evitar que pasen por allí peatones. También en Zamora, se ha desbordado  el río  Tera en Ribadelago.


En la Real Casa de la Moneda, edifico construido en el siglo XVI y hoy convertido en un museo, ha entrado agua  durante la mañana en algunos espacios, pero ha alcanzado solo algunos centímetros y ya ha sido achicada, sin que se hayan producido más daños en el museo, según la concejal. De Frutos ha informado de que, por el momento, no hay más zonas de la ciudad afectadas y todos los esfuerzos están dirigidos a que «no vaya a más» y a controlar la situación, pero ha reconocido que le preocupa que el nivel del agua  siga subiendo: «Vamos a ver cómo viene la crecida y cómo se contiene», ha señalado.

Más zonas en alerta máxima por peligro de desbordamientos

La situación es ya muy complicada en la cabecera del Ebro, en especial en el río  Arga, donde algunos tramos ya se encuentran en riesgo importante. Es en esta última zona la que más preocupa, ya que supera con creces los  550 m3/s en el tramo medio, con tendencia ascendente. Estas son las imágenes que se compartían hace poco en las redes sociales sobre el estado del Ebro a su paso por Logroño. Cabe decir, que tras su paso por la capital de La Rioja, aún tiene que recoger más agua de los ríos  Ega, Arga, Aragón, entre otros, hasta que llegue a su paso por Aragón y Zaragoza.

Últimos coletazos del temporal

Tras la complicada situación de estas últimas horas, cabe decir que la tendencia es a una clara mejora a partir de esta próxima tarde, cuando las precipitaciones  remitirán de muchos puntos y solo quedarán concentradas en el Cantábrico y los Pirineos. El fin de semana en general será tranquilo, con pocas lluvias, pero el  viento fuerte  se mantendrá en muchas comunidades. Eso hará que la situación de las cuencas  mejore notablemente. Todo ello, esperando una semana entrante que nos traerá más lluvias  con la llegada de nuevos frentes, pero con una cota de nieve alta en general, por encima de los 1.500 metros.