Foto de Lucía Méndez y Vicente Vallés

Vicente Vallés evita hablar de Lucía, su exmujer que no quiere ni verlo

Vicente Vallés y Lucía Méndez vivieron un divorcio bastante complicado

Vicente Vallés se ha convertido en uno de los periodistas más polémicos de nuestro país. El motivo es que ha dejado de lado la imparcialidad y la veracidad en pro de defender en televisión sus ideas políticas. Y esto le está trayendo consigo numerosas críticas así como quedar en evidencia en más de una ocasión.

Ser noticia no le gusta, como tampoco hablar de su vida privada. Rechaza hacer mención a su faceta sentimental al lado de su pareja, Ángeles Blanco, y también evita referirse a su exmujer. Esta, Lucía Méndez, es también periodista y no quiere verlo ni en pintura.

El periodista Vicente Valles y Ángeles Blanco en el photocall durante la 14a edición de los premios Escaparate en Ronda el 28 de agosto de 2020
Actualmente, Vicente Vallés es pareja de Ángeles Blanco | GTRES

Vicente Vallés y Lucía vivieron una separación complicada

El presentador de los informativos de Antena 3 estuvo casado durante varios años con Lucía, con la que comparte profesión. Fruto de su matrimonio nacieron dos hijos, que tuvieron que ver que sus padres se separaban produciéndose una debacle familiar. Un episodio este del que el madrileño nunca ha querido hablar ni siquiera anoche en El Hormiguero, un espacio desenfadado y proclive a asuntos personales.

▶️ La ex de Vicente Vallés confiesa su sufrimiento tras la ruptura de su familia

Mientras él, que después de la ruptura inició una relación con Blanco con la que tiene un hijo, opta por el silencio, no lo hace su exmujer. Ella, que trabaja para el diario El Mundo, hace unos meses que decidió contar el sufrimiento vivido. Así, en una entrevista para Vanitatis, expuso que la ruptura matrimonial fue lo peor que le ha pasado, tras la pérdida de su madre.

En concreto, se refirió a este episodio como “la destrucción de la familia, fue un acontecimiento muy traumático”. A lo que añadió: “Yo tenía un concepto de la familia algo místico, como una unidad de destino en lo profesional y en lo personal. Me costó mucho sufrimiento”.

“De hecho, yo no sería lo que soy sin haber sufrido, ni podría escribir lo que escribo. Es el sufrimiento de lo que aprendes. Me fui, no podía saltar y tienes que pedir ayuda”.

Foto de Lucía Méndez
Lucía Méndez ha explicado que su separación de Vicente Vallés fue un calvario | Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

En este punto, no dudó en confesar que este hecho personal le hizo sufrir problemas de salud mental por lo que tuvo que ponerse en manos de profesional. Y en este proceso de terapia fue clave el apoyo de sus hijos: “Es necesario hacer partícipe a tu familia de lo que te pasa. Hay que compartir lo bueno y lo malo”.

“Es muy importante buscar la salud mental, el equilibrio emocional, porque el malestar emocional es lo peor”.

Vicente Vallés recibe las ‘pullitas’ de su exmujer

Esta entrevista citada, seguro que no gustó nada a Vicente, pues lo ponía en el foco mediático. Pero seguro que tampoco han sido de su agrado algunos artículos de Lucía en los que parece dejarse entrever ataques a él. Ha llegado a escribir: “Ahora cualquier periodista puede ser noticia y hay muchos que buscar ser noticia porque no pueden ser otra cosa”.

“Las redes eran lo único que nos faltaba para creernos la última Coca Cola del desierto”.

Primer plano del presentador
Vicente Vallés prefiere mantener el silencio sobre su vida personal | Europa Press

Si estas palabras son bastante llamativas, también hay otras en esta misma línea. Nos estamos refiriendo a estas: “Aún no he descubierto cuándo y cómo perdimos pie la profesión y yo misma. Queríamos contar las cosas que pasaban y hemos acabado por creernos la encarnación misma de la libertad de expresión frente a los malos que nos la quieren arrebatar”.

“Un poco de humildad, colegas, que tampoco somos tan importantes”, exponía la ex de Vicente Vallés.

Si estaban dirigidas o no a su exmarido lo desconocemos, pero que nos hacen pensar en él y en el papel que ahora juega es innegable.