Sonsoles Ónega presentando el programa 'Ya es mediodía'

Toda la verdad del divorcio de Sonsoles Ónega: Así es su vida ahora

La periodista ha contado cómo se organiza para conciliar su vida profesional y personal.

Sonsoles Ónega está viviendo un gran momento profesional. La presentadora de 'Ya es Mediodía'  se ha convertido en una de las periodistas más destacadas de Mediaset. 

La presentadora ha dado un paso al frente, pasando de la actualidad informativa hacia el entretenimiento televisivo tras ser fichada por 'Supervivientes' y como conductora del próximo programa de Telecinco, 'La casa fuerte'.   

A pesar de su  creciente éxito en televisión, Ónega no ha dejado de lado su pasión por la escritura. La periodista acaba de estrenar su nueva novela 'Mil besos prohibidos', un proyecto que refleja el gran esfuerzo y capacidad de trabajo de una mujer increíblemente polivalente. 

«Es mi nueva criatura. Es una historia de amor difícil e interrumpido. Es mi sexta novela, pero con esta tengo muchas esperanzas, porque me he dado muchos caprichos. Los personajes dicen las cosas que a mí me gustaría que me dijeran en mi vida» decía la presentadora muy ilusionada con su nuevo proyecto. 

Sonsoles escribe cuando sus hijos están en casa de su padre

Con tantos proyectos profesionales es lógico entender que Sonsoles Ónega tiene que organizar muy bien su tiempo para poder conciliar su vida laboral y personal, especialmente tras su divorcio. 

«Saco tiempo porque escaleto mi vida, casi como si hiciéramos un programa, con tiempo para todo, con todo muy medido…», reconocía la presentadora. 

Los programas de televisión exigen a la presentadora pasar muchas horas en las instalaciones de Telecinco  y le impiden dedicar las horas nocturnas a la escritura.   

«Desde que hago 'Ya es Mediodía' no puedo trasnochar tanto porque sino luego la cabeza no me funciona. Escribo los fines de semana, las semanas que los niños están con su padre, también escribo… y saco huecos de donde parece que no hay», explica sobre cómo se organiza con sus hijos tras el divorcio. 

La disconformidad del hijo de Ónega

A pesar de que Sonsoles intenta organizar su tiempo de la mejor manera posible, tanto trabajo le ha creado algún problema con su hijo de 10 años.  El pequeño no está muy conforme con el tiempo que su madre dedica al trabajo. 

«Si se lo preguntas a mi hijo de 10 años, te diría que (el tiempo) nos lo roba a nosotros. No nos da el tiempo que merecemos… pero bueno…», decía emocionada a Ana Rosa Quintana.