María Teresa Campos muy seria, de copiloto en un vehículo

Tocada y hundida: el estrepitoso fracaso de María Teresa Campos

La matriarca del clan de las Campos estaba muy ilusionada con su vuelta a televisión

María Teresa Campos no levanta cabeza, y es que tras ver como su familia se enfrentaba públicamente en televisión, ahora esa gran ilusión que tenía por volver a la televisión parece haberse estancado. 

Hace poco, su nieta, Alejandra Rubio, -hija de Terelu Campos-, se enfrentase públicamente a su tía Carmen Borrego, una cuestión que no le habría hecho ni pizca de gracia. De hecho, la propia Terelu  se encontraba en la penosa situación de tener que intervenir y pararle los pies a su hija. 

«Lo de la puñetera familia, se habla en casa», la reprendía en directo durante su participación en 'Viva la vida' hace unas semanas. Y, aunque parecía que las aguas se habían calmado, con reconciliación de tía y sobrina en una soleada terraza de Madrid, las chispas no tardaba en volver a saltar poco después.

María Teresa Campos se estrella en su vuelta a la televisión

Hasta el momento, la matriarca del clan ha guardado absoluto silencio respecto a este asunto, y ha preferido centrarse en otros proyectos, como su vuelta a la televisión de la mano de un programa que prometía arrasar con todo,  'La Campos móvil', un formato fresco y divertido en el que la veterana periodista se dedicaría a recorrerse la capital mientras entrevista a toda clase de personajes públicos. 

Sin embargo, a pesar de su ansiado estreno al grito de «¡Arranca, Manolo!» con una invitada de excepción como  Isabel Díaz Ayuso, parece que Mediaset ha apostado por seguir dando más bombo a 'Sálvame', su programa estrella, con contenidos mucho más potentes como la entrevista a Rocío Carrasco  que está a punto de estrenarse.

Y es que el discreto 12,6% de audiencia, no ha sido suficiente para la cadena, por lo que María Teresa se habría quedado a la cola siendo incapaz de competir con líderes de audiencia como 'Pasapalabra', programa que arrasa actualmente en Antena 3 tras su espectacular vuelta de la mano de Roberto Leal,  y que consigue reunir a más de cuatro millones de espectadores todas las tardes. 

Tras ver esto, no podemos evitar hacernos la pregunta de si María Teresa está acabada, y es que a pesar de haber tenido su época de gloria en televisión, parece ser que su agrio carácter y los numerosos desencuentros que ha protagonizado en los últimos meses, primero con Jorge Javier Vázquez, y poco después con Isabel Gemio e incluso Emma García, -quien también lo tuvo difícil a la hora de entrevistarla en 'Viva la vida'-, han terminado pasándole factura.

Los escándalos le pasan factura

Recordemos que el escándalo que la matriarca del clan protagonizaba con Isabel Gemio después de que la periodista la entrevistase en su programa de Youtube, 'Charlas con alma', hizo correr ríos de tinta durante varias semanas, y es que Campos llegaba a soltarle a su compañera cosas como «eres una cerda», y todo después de que Gemio sacase el tema de la edad. 

A partir de ahí, el asunto pasó a mayores y se convirtió en un auténtico acoso y derribo contra Isabel Gemio, ya que no había día en el que 'Sálvame' no sacase a relucir algún trapo sucio de la presentadora de 'Sorpesa, Sorpresa'. Hasta tal punto, que incluso la propia María Teresa se veía obligada a pedir un poco de cordura: «¡Basta ya!, estáis machancando a una persona».

Por otro lado, la guerra entre María Teresa y Jorge Javier es cosa aparte, ya que después de que el presentador la entrevistase en el 'Deluxe'  en octubre del año pasado, la cosa se les iba de las manos y terminaban enfrascados en una bronca monumental en pleno directo. 

«Eres un gamberro, un asqueroso, te va a dar otra vez el ictus», le llegaba a soltar Campos sin compasión después de que el presentador quisiera tocar temas que no le hacían ninguna gracia, como el abandono de  Edmundo Arrocet. Sin embargo, 119 días después, ambos volvían a verse las caras y se sentaban en un nuevo 'Deluxe' para aclarar la situación. 

Así, María Teresa aprovechaba para explicarse sobre el tremendo arrebato que le dio contra su 'montruo de las galletas': «No quiero repetir la entrevista de hace cuatro meses. Me disparé y dijé tonterías, mis amores contigo son muy reñidos...», comenzaba explicándose. «No voy a consentir que alguien crea que yo he sufrido esa enfermedad y se la desearía a alguien, y mucho menos a tí», le decía a Jorge Javier zanjando por fin el tema y haciendo las paces.