Tania Llasera y los problemas con su cuerpo: 'Se me cae el cuello'

Estas son las secuelas que padece la presentadora después de adelgazar una gran cantidad de kilos en poco tiempo

Tania Llasera muy seria
Tania Llasera tiene problemas con su cuerpo después de una dieta muy estricta | Instagram

Desde hace varios años, Tania Llasera quiso revolucionar el mundo de la televisión, del corazón y las redes sociales. Hubo un punto de inflexión el que decidió que no iba a disimular ni intentar aparentar. Empezó a mostrarse a ella misma y a su cuerpo tal y como es. Sin exigencias, ni prejuicios ni barreras. 

A día de hoy, la presentadora usa su Instagram para enseñar a sus seguidores su cuerpo al descubierto y, sobre todo, demostrar que no tiene ningún complejo. En los últimos días ha utilizado esta app para explicar en qué consiste el ayuno intermitente que lleva algún tiempo realizando. 

Llasera ha enseñado públicamente cuáles son las consecuencias de haber perdido más de 10 kilos. Un cambio físico con el que ha recordado que hay que aceptarse pase lo que pase: «Las cosas como son…siempre. Consecuencias de perder peso: se me cae el cuello. Fin».

Junto a tres fotografías de frente y de perfil, Tania Llasera ha querido mostrarse fiel a sus principios y, por supuesto, sus filtros. Muchos de sus seguidores han aplaudido su valentía y sinceridad y  le han recordado que está estupenda en cualquier momento y estado.

Tania Llasera se somete a ayuno intermitente y pierde 10 kilos

Además, la actriz ha aprovechado más de una ocasión para dirigirse a sus followers y explicarles que en muchas ocasiones la figura, la silueta, absolutamente todo depende del ángulo desde el que lo mires y, ante todo, del que se fotografía. 

Como explicaba Tania en Instagram, ha perdido 10 kilos con el ayuno intermitente que empezó hace algunos meses después sus dos embarazos. Jamás ha tenido reparo en confesarse sobre cómo ha evolucionado su cuerpo cuando ha sido madre.

El resultado de su dieta es que «muchas veces ya como casi sin hambre. Es impresionante cómo el cuerpo tira de las reservas disponibles». Eso ha animado a la presentadora a continuar adelante con sus restricciones calóricas.

«Después de 70 días de ayuno intermitente, puedo decir que me sienta bien: estoy llena de ideas, de energía, me siento ligera y estoy feliz de estar cómoda en mi piel», ha explicado sin temor a ser juzgada.


Comentarios

envía el comentario