Primer plano de Risto Mejide en un photocall de Telecinco

Risto Mejide deja mudo a Mediaset: 'Que la chica pille el coronavirus'

El presentador de 'Todo es mentira' estalló en directo ante la acción de una negacionista

Una enfermera del hospital Sant Pau de Barcelona se ponía en contacto con el programa 'Todo es mentira' para solicitar ayuda sobre un hecho que tuvo lugar en las instalaciones. Su testimonio y las comprobaciones oportunas por parte del equipo del programa hicieron que Risto Mejide explotara en directo contra lo ocurrido y atacara abiertamente y sin tapujos a la persona objeto de la denuncia de la enfermera.

Un vídeo manipulado para negar el virus

Todo comenzó cuando una denuncia llegó al programa presentado por Risto donde una enfermera explicó que una chica grabó un vídeo de la sala de espera del hospital para más tarde colgarlo en las redes sociales y asegurar que todo lo que se estaba contando sobre el colapso hospitalario como consecuencia del Covid-19 era mentira.

La joven negacionista asegura en el vídeo que las cifras de contagios están manipuladas y que verdaderamente no existe ninguna presión hospitalaria como quieren hacer creer. Después de que el programa hiciera las comprobaciones oportunas, descubrieron que lo que era un 'fake' eran los números que la negacionista explicaba en el vídeo. «Es importante contrarrestar este tipo de mensajes con lo que modestamente podamos hacer en este programa» advertía Risto aconsejando a la gente no confiar en todo lo que circula por las redes y asegurarse de que las cosas no están manipuladas.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

El programa pudo contrarrestar la información que se daba en el vídeo y se llegó a la conclusión de que estaba manipulado. Mientras que la negacionista aseguraba que las instalaciones estaban «vacías», desde el hospital informaron de que eso no era cierto y afirmaban que hasta habían tenido que cancelar operaciones no urgentes debido a la carga hospitalaria.

«El vídeo está manipulado. Se ha grabado a una hora determinada en la que no se puede apreciar la realidad de lo que estamos viviendo en el hospital» explicaba José Antonio Urbano, del sindicato SAE del Hospital de Sant Pau. «Los pacientes COVID no están en los pasillos, están aislados, y los pacientes que están esperando cama de ingreso en urgencias están en una ampliación de urgencias que se ha hecho a fin de no tener pacientes en los pasillos. Están confinados» añadía sobre la organización interna del hospital.

«Te mereces un viaje al otro lado»

Visiblemente molesto, el presentador acababa estallando contra la negacionista: «Lo que tiene que pasar es que, en algún momento, esta chica pille el coronavirus. Eso es lo que se llamaría justicia divina» comentó Mejide. «No te alegrarías» puntualizó el colaborador Antonio Castelo.

«La gente que está negando la existencia de este virus a estas alturas de la película... No hablamos de marzo cuando estábamos todos 'esto es cosa de los chinos y los italianos'. 80.000 muertos después, si tú sigues negando el virus, pues igual sí que te mereces un viaje al otro lado» seguía argumentando Risto que sentenciaba de forma rotunda: «Que la vida te demuestre que existe y puedas pasar al otro lado de la puerta y una de esas habitaciones estén reservadas para ti».

Ante la lucha que supone intentar convencer a la gente que niega la existencia del virus de la grave situación por la que estamos pasando a nivel mundial, Risto Mejide se ha mostrado resignado y cansado asegurando que «es gente imposible de convencer» y que no se puede «hacer más» para evitar que la gente se crea las teorías de los negacionistas.

Sin embargo, el publicista animaba a los espectadores a que enviaran cualquier información que vieran por las redes sociales para, entre todos, evitar que esta clase de mensajes lleguen a circular sin control y sin estar debidamente contrarrestados.